dreamair

El Aeropuerto de Málaga estrena el primer restaurante Giraffe de toda España

Aena

El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ha estrenado el primer restaurante Giraffe del país. La prestigiosa firma acaba de inaugurar un local de más de 400 metros cuadrados, en el corazón de la plaza comercial de la infraestructura, justo después de los filtros de seguridad.

La marca británica, que cuenta con 52 establecimientos en Reino Unido y 4 fuera de estas fronteras (en Abu Dhabi y Dubai), entra en el mercado español a través de Aena y de la mano del operador Lagardère Travel Retail. El que será su primer restaurante en España y también en un aeropuerto español se suma a los de otros aeropuertos como el de Dubai y los ingleses de Londres-Heathrow, Manchester, Birmingham, Londres-Gatwick y Londres-Stansted.

El nuevo restaurante, de proyección internacional, resultó de la adjudicación de los nuevos espacios para la renovación de la oferta de restauración del Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, que abarca el periodo 2018-2026.

Aena ha renovado la oferta de restauración del Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, que contará con 25 locales repartidos en las terminales T2 y T3 y una superficie de más de 6.530 m2. De esta forma, el Aeropuerto dispondrá de una amplia y variada oferta de restauración, con un alto nivel de calidad y que es reflejo de la excelente gastronomía española e internacional.

Los operadores de restauración con mayor número de locales adjudicados son Select Service Partner (SSP), Grupo EatOut, Lagardère Travel Retail y Áreas.

Con esta renovación, Aena proporciona una verdadera experiencia gastronómica a los pasajeros y usuarios del Aeropuerto, combinando las últimas tendencias de restauración con la tradición y sabor local, ya que ha conseguido una combinación de marcas que permitirá atender a los distintos segmentos de viajeros en función de su nacionalidad, edad, gustos y preferencias, así como favorecer la competencia, lo que siempre se traduce en una mejora de la calidad y del precio.

La presencia de las marcas de restauración en el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol es una inmejorable oportunidad para los propios operadores, dado el elevado número de pasajeros que transitan por sus terminales. En 2017 pasaron por el aeropuerto malagueño más de 18,6 millones de pasajeros.