dreamair

Radares hasta en la pista de aterrizaje

“Atención, Renault Kangoo a 57 kilómetros por hora”. La voz surge al otro lado de la emisora de la Guardia Civil. Es del sargento Cobos, que dirige un radar camuflado situado junto a un avión. Acaba de cazar al conductor de una empresa de catering duplicando el límite de velocidad establecido en las pistas del aeropuerto de Madrid-Barajas. Esta información se puede leer en www.elpais.com.