La remodelación comercial de la T4 y T4S de Madrid-Barajas durará 14 meses

Una de las terminales de Madrid-Barajas

Una de las terminales de Madrid-Barajas

El Aeropuerto de Madrid-Barajas ha comenzado las obras de remodelación comercial de la Terminal T4 y su satélite T4S, una transformación que pretende modernizar y situar la oferta comercial de Barajas en línea con la de otros aeropuertos europeos.

Estas obras se enmarcan dentro de un plan global de transformación de la oferta comercial de todo el Aeropuerto, incluidas las terminales T1, T2 y T3. Tienen, entre otros objetivos, mejorar el servicio al pasajero con una mayor variedad y calidad de la oferta comercial. Para ello, se ofrecerán entornos diferenciados y marcas de prestigio que aporten notoriedad, a fin de incrementar los ingresos comerciales de Barajas con ratios similares a los de otros aeropuertos europeos.

Para ello, en las zonas de embarque de las terminales T4 y T4S, se crearán acogedoras plazas comerciales que optimizarán, en un entorno relajado, los flujos de pasajeros. Se introducirán destacadas novedades, como el ‘MAD Fashion Hub’, espacios en los que se instalarán marcas de moda y complementos de notoriedad. Se implantarán zonas Duty Free pasantes, un concepto de tienda muy extendido en otros aeropuertos europeos y zonas de restauración con marcas de prestigio.

De este modo Barajas pasará de unos 32.200 m2 de superficie comercial a cerca de 42.000 m2, con 157 locales de tiendas y restauración. En la terminal T4 y su satélite T4S, zonas en las que se llevarán a cabo la mayor parte de las obras puesto que en las otras terminales la remodelación está prácticamente finalizada, se pasará de cerca de 19.000 m2 a 25.500 m2 de espacio comercial, con 89 tiendas y locales de restauración.

Oportunidad de las reformas

Estas obras llegan en un momento oportuno, pues coinciden con la renovación de contratos de las tiendas Duty Free y de los locales de restauración, lo cual permitirá introducir diseños más innovadores y mejorar la oferta.

Además, la situación derivada de la crisis económica que atraviesa nuestro país y que afecta al turismo. Aunque es una coyuntura desfavorable, permite en cambio prepararse para el futuro, ante una situación de menor tráfico de pasajeros y, por tanto, de menores molestias para los usuarios.

Las obras durarán 14 meses

Las obras, que comienzan en la terminal T4 y su satélite T4S este mes de enero, finalizarán en marzo de 2014. Durante este tiempo se llevarán a cabo tanto las reformas de Aena Aeropuertos en la terminal como las obras privadas de cada uno de los concesionarios. Por ello, con objeto de causar la menor incomodidad posible a los pasajeros, Aena Aeropuertos ha desarrollado todo un calendario y plan de trabajos que se irá realizando por fases.

En el caso de las terminales T1, T2 y T3, las obras se realizarán a lo largo de este año y sólo en locales comerciales, por lo que no tendrán apenas afección para los usuarios.