dreamair

Completado con éxito el primer vuelo del 747-8 Intercontinental

El Boeing 747-8 Intercontinental empezó con éxito ayer su programa de pruebas de vuelo al despegar de Paine Field en Everett, Washington, ante varios miles de empleados, clientes, proveedores y miembros de la comunidad.

El avión aterrizó cuatro horas y 25 minutos más tarde en Boeing Field en Seattle, aeródromo cercano al del despegue. El primer vuelo del 747-8 Intercontinental marca el comienzo de un programa de pruebas de vuelo que finalizará en el cuarto trimestre.

 

Con el Jefe de Pilotos del 747 Mark Feuerstein y el Comandante Paul Stemer en los controles, el más moderno de los 747 despegó hoy a las 09:59h de la mañana, hora local, y aterrizó a las 14:24h de la tarde. “Es un gran privilegio estar a los mandos del primer vuelo de este gran avión” expresó Feuerstein. “Que gran honor compartir este día con los miles de hombres y mujeres que diseñaron y construyeron este avión”

El vuelo de ayer es el primero de más de 600 horas de vuelo del programa de pruebas del nuevo 747-8 Intercontinental. El avión siguió una ruta sobre la zona este del estado de Washington, donde llevó a cabo las pruebas de maniobras básicas y de rendimiento. El avión alcanzó una altitud de crucero de 5.791 metros y una velocidad de 463 kilómetros, (250 nudos) por hora.

“Este es un gran día para el equipo del 747-8 y para todo Boeing. Es un gran honor ver volar un avión tan bello como este”, afirmó Elizabeth Lund, vicepresidente y directora general del programa 747-8. “Quiero agradecer a todos los que han participado en el diseño y la fabricación de este avión, nuestros ingenieros, nuestros empleados de los áreas de fabricación y de pruebas y ensayos en Boeing, y nuestros proveedores, por todo su duro trabajo”.

Incorpora los avances del Dreamliner

El 747-8 Intercontinental tendrá el coste por asiento y milla más bajo de los aviones comerciales, con un 12% menos que su predecesor, el 747-400. El avión mejora un 16% el consumo de combustible, un 16% las emisiones de carbono y disminuye un 30% la huella sonora respecto del 747-400. El 747-8 Intercontinental aplica las comodidades del interior del 787 Dreamliner, como la forma curvada de los paneles superiores, lo que se traduce en una sensación de espacio y confort para el pasajero, al tiempo que dispone de más espacio para el equipaje de mano.

Korean Air y clientes VIP se han unido a Lufthansa y han pedido un total de 33 unidades del 747-8 Intercontinental. La primera entrega está programada para el cuarto trimestre del año. Air China también ha acordado hacer un pedido por cinco Intercontinental, que están pendientes de aprobación por el gobierno.

El avión está pintado con una nueva librea denominada Sunrise de color rojo anaranjado y que se distingue del tradicional azul de Boeing. Con esta nueva paleta de colores Boeing quiere honrar a numerosos clientes clave, cuyas culturas ven en estos colores un símbolo de prosperidad y buena suerte. La librea Sunrise se utilizará únicamente para este primer 747-8 Intercontinental, que tiene prevista su entrega a un cliente VIP para finales de año.