dreamair

El Sukhoi Superjet 100 completó los ensayos de evacuación de emergencia y despegue abortado

El Sukhoi Superjet 100 completó dos ensayos de vital importancia para la certificación final de la AR IAC, consistentes en pruebas evacuación de emergencia y de despegue abortado con la máxima energía cinética de frenado.

Conforme a los requerimientos de certificación de los ensayos de evacuación de emergencia, el SSJ100 SN95007 tenía 90 segundos para conseguir que 98 voluntarios de diferentes grupos de edades y 5 tripulantes abandonaran la aeronave.

Las pruebas se han llevado a cabo bajo la supervisión de las autoridades de AR IAC y EASA. El primer ejemplar de producción fue situado en un hangar oscurecido del Centro de Ensayos en Vuelo de Zhukovsky. Los resultados se evaluaron a través de la grabación sincronizada de video de la cabina de pasajeros y en el exterior, en cada una de las dos rampas de emergencia. Los ensayos han demostrado que la aeronave cumple con los requerimientos de certificación, verificando que 73 segundos son suficientes para la evacuación segura de todos los pasajeros y tripulantes.

 

Bajo la supervisión de AR IAC, el Sukhoi Superjet 100 SN 95003 concluyó con éxito el test de más dificultad de cara a la certificación, el abortar el despegue con la máxima energía cinética de frenado. Se efectuó con un completo chequeo de llantas, neumáticos y frenos a la máxima velocidad posible de frenada. Los parámetros de velocidad de frenado se dispusieron para las condiciones de un aeropuerto alto y con calor y el máximo de viento en cola.

 

Vale la pena mencionar que los frenos al principio estaban usados hasta el mínimo grosor. Asumiendo plenamente los requisitos de certificación, las pruebas se han realizado sin inversores de empuje. El indicador clave de las prestaciones satisfactorias de los frenos en un despegue abortado es la capacidad de la aeronave de confirmar la distancia estimada hasta la plena parada y su capacidad de permanecer hasta la completa evacuación de los pasajeros sin producirse fuego.

 

Antes de las pruebas, Goodrich y Michelin (proveedores de los frenos, llantas y neumáticos) llevaron a cabo extensivos test de simulaciones en banco de ensayos. Durante las pruebas de despegue abortado, el jefe de pilotos de pruebas de SCAC, Alexander Yablontsev, frenó el avión con su peso máximo de despegue (45.880 kg.) a una velocidad por encima de los 300 km/h., desplazándose otros 700 m., tal como estaba previsto.

 

Los resultados de estos test demostraron que el Sukhoi Superjet 100 cumple de lleno con los requerimientos de certificación de EASA y AR IAC. Tras la completa parada de la aeronave se comprobó que no se había producido ninguna llama. Estas pruebas son otra evidencia de que el Sukhoi Superjet 100 satisface los requisitos de homologación y es sumamente fiable y seguro.

 

Foto: Sukhoi