dreamair

Aprobado el plan de Boeing para probar y certificar las mejoras en las baterías del 787

La flota mundial del B-787 dejó de volar el pasado mes de enero

La flota mundial del B-787 dejó de volar el pasado mes de enero

Boeing ha recibido la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos para probar en vuelo y certificar las mejoras introducidas al sistema de batería del 787 Dreamliner. La conclusión con éxito de cada paso del plan dará lugar a la aprobación de la FAA para reanudar los vuelos comerciales 787, que se paralizaron el pasado mes de enero.

Ray Conner, presidente y consejero delegado de Boeing Commercial Airplanes, dijo que el enfoque de la compañía ha sido el desarrollo de una solución permanente. «Hemos trabajado con expertos internos y externos en la tecnología de baterías y hemos propuesto un conjunto de soluciones diseñadas para minimizar significativamente las posibilidades de fallo de la batería, a la vez que se garantiza que ningún fallo de la batería afectará el funcionamiento seguro de la nave».

Tres capas de mejoras

El directivo de boeing indicó que «nuestra propuesta incluye tres capas de mejoras. Primero, hemos mejorado las características de diseño de la batería para evitar averías y aislar cualquiera otra que pudiera ocurrir. Segundo, tenemos una mejor producción, operación y prueba de procesos para garantizar los más altos niveles de la calidad y el rendimiento de la batería y sus componentes. Tercero, en el caso improbable de un fallo de la batería, hemos introducido un sistema nuevo que mantendrá el nivel de recalentamiento de la pila sin afectar el avión y sin ser percibido por los pasajeros», lo que equivale a que se evitará el incendio y humo que se generaron en los anteriores incidentes.

Según informa Boeing, otras mejoras implementadas se refieren al diseño de la batería e incluyen la adición de nuevos materiales aislantes térmicos y eléctricos, a fin de conseguir que no se produzca ningún tipo de ignición en la batería ni en el dispositivo en que se aloja.

La FAA ha concedido permiso Boeing para comenzar las actividades de pruebas de vuelo con dos aviones: el que tiene el número 86 y el ZA005, que está programado para llevar a cabo mejora en los motores que no tienen relación con el problema de la batería.