dreamair

Nueva York quiere limpiar su cielo de turistas

Andar por el cielo de Manhattan es un lujo que pude disfrutar esta Semana Santa, acompañada de un sol primerizo y de una buena amiga que estaba de visita. La experiencia de sobrevolar la isla en helicóptero, a la que siempre me había resistido por miedo y que sólo acepté por la insistencia de mi invitada, fue un descubrimiento. Esta crónica se puede leer en el blog de su autora, Gemma Martínez, en www.expansión.com.