dreamair

El fabricante del Seawind 300C reanuda los vuelos de prueba

El fabricante del hidroavión Seawind 300C anuncia desde hace pocos días en su web que se dispone a reanudar los vuelos de prueba, que se interrumpieron en 2007 cuando el prototipo sufrió un accidente y el piloto de pruebas falleció.

La empresa que batalla por llevar este proyecto a buen puerto se encuentra en Saint-Jean-sur-Richelieu, al sudeste de Montreal (Canadá). Allí se ha fabricado un segundo prototipo y han comenzado las pruebas en tierra, a las que seguirán los vuelos de certificación cuando el aparato esté completamente equipado. El presidente de Seawind, Richard Silva, dijo que «estamos encantados de reanudar los vuelos de pruebas» y elogió la lealtad de los clientes que han depositado cantidades de 9.000 dólares «para completar el proceso de certificación». Según el fabricante, tienen pedidos 53 aviones.

El Seawind 300C es la evolución de la versión en kit del Seawind, anfibio fabricado con materiales compuestos que hizo su aparición a principios de los años 80. El Seawind 300C hizo su primer vuelo en el verano de 2006. Un año después, el aparato que se exhibió en Oshkosh sufrió el fatal accidente cuando regresaba a Canadá. La evolución del proyecto se puede seguir en los Newsletter que ha publicado en la web del fabricante.

Según las especificaciones del fabricante, el hidroavión está pensado para 4-5 personas, está equipado con motor Continental IO-550-N de 310 caballos de potencia y lleva hélice tripala de paso constante McCauley. Su peso máximo al despegue es de 1.540 kilogramos. Su peso en vacío es 1.043 kg.