dreamair

Rayanair alardea de un vídeo que muestra como optimizar el equipaje y pide a los estudiantes belgas que lo estudien

Ryanair ha recuperado un vídeo de hace varios meses que muestra como optimizar una pequeña maleta y aconseja a las universidades belgas que lo añadan a su plan de estudios, para evitar que se vuelva a repetir el comportamiento «inaceptable y peligroso de más de 100 estudiantes belgas el pasado sábado en Lanzarote». Unos 60 jóvenes se pusieron a protestar dentro de un avión de la compañía cuando se disponía a despegar y tuvieron que ser evacuados por la Guardia Civil a petición del piloto. El follón se creó al saber los pasajeros que un colega debía pagar un sobrecoste por exceso de equipaje. Ryanair aconseja su estudio «para evitar volver a poner en evidencia a Bélgica y a ellos mismos, con sus reiteradas negativas a cumplir con las instrucciones y políticas de la compañía aérea con las que estaban de acuerdo en el momento de efectuar la reserva», según un comunicado divulgado en la web de la aerolínea.

 

El tutorial de YouTube demuestra cómo los pasajeros pueden llevar ropa suficiente para pasar unas vacaciones de dos semanas en una maleta de 10 kg como equipaje de mano. Ryanair pide a las universidades belgas que incluyan tutoriales como: «la seguridad en el extranjero», «la importancia de seguir las instrucciones de seguridad» (sin necesidad de escupir o amenazar de muerte a la gente, pues algún estudiante se encaró con las azafatas) y «cómo respetar las reglas de los hoteles» a partir de los diferentes artículos que se han publicado recientemente hablando de los daños que causaron en el hotel en el que estuvieron alojados mientras que estuvieron en la isla.

El portavoz de la aerolínea, Stephen McNamara, dijo que «Ryanair hace un llamamiento a las universidades belgas para que se aseguren que no se repitan más episodios vergonzosos a nivel internacional  cuando sus estudiantes viajen al extranjero, proporcionándoles un curso on line de cómo hacer una maleta. Este tutorial permitirá a estos estudiantes cumplir con las políticas de la aerolínea que aceptaron al reservar su vuelo». Y subrayó que «afortunadamente las acciones totalmente vergonzosas e inaceptables llevadas a cabo por este pequeño grupo de estudiantes, no representan el comportamiento de los muchos millones de estudiantes universitarios belgas que viajan con Ryanair cada año».