dreamair

El 53% de pasajeros de Spanair pasaron el último año por la T1 de Barcelona

Spanair continúa trabajando por hacer del aeropuerto de Barcelona el hub del sur de Europa y del Mediterráneo. Un objetivo que según el presidente de la compañía, Ferran Soriano, se está consiguiendo. Un año después de su implantación en la T1 del aeropuerto del Barcelona, dentro de la alianza Star Alliance, de los 7.142.611 pasajeros que Spanair ha transportado, un 53,2%, han pasado por Barcelona.

 

 

En estos 12 meses, además, se han abierto 18 nuevas rutas internacionales desde El Prat y el número de pasajeros con conexión en Barcelona se ha situado en los 439.508. Estas cifras demuestran, según Soriano, la apuesta de la aerolínea por pasar de los dos hubs que la compañía tenía hace un año, Barcelona y Madrid, a uno sólo.

 

Entre el junio de 2009 y mayo de 2010, el aeropuerto de Barcelona registró 27,5 millones de pasajeros, 700.000 menos que el año anterior. A pesar de la crisis económica, Spanair y su alianza Star Alliance, incrementaron el número de viajeros en 233.000 y 252.000 respectivamente. Un hecho, que según el presidente de Spanair, Ferran Soriano, demuestra «la apuesta de la compañía por el aeropuerto del Prat».

 

En este último año también se ha incrementado el número de pasajeros de Spanair con conexión en Barcelona, que ha pasado de los 86.000 el año 2009, a los 131.000 el 2010. Pese a este incremento, Soriano ha reconocido que crear nuevas conexiones internacionales en Barcelona es un trabajo «complicado» porque los horarios no están pensados por actuar como un hub.

 

Soriano ha dejado claro hoy que Spanair continuará trabajando «poco a poco» por conseguir que Barcelona sea el hub del sur de Europa, y por incrementar las conexiones en tránsito en Barcelona, que este año subirán más de un 50% con respecto a vuelos domésticos y un 49% a vuelos internacionales. Por lo que se refiere a las rutas internacionales, Soriano ha destacado que en los últimos 12 meses Spanair ha pasado de 20 a 38 aviones en el aeropuerto de Barcelona, donde ha operado un total de 36.178 vuelos.

 

Sobre el funcionamiento del aeropuerto, Ferran Soriano lo ha calificado de «satisfactorio». Sólo ha destacado negativamente las colas que se forman en los controles de seguridad a la hora de la embarcar. En este sentido, ha anunciado que Spanair y otras compañías están haciendo pruebas de un nuevo servicio de acceso prioritario a estos controles, que de aquí a cuatro semanas se podría poner en funcionamiento.

 

Un servicio que en algunos casos irá incluido en el precio del billete, y que en otros casos se pagará como un plus. Soriano ha destacado que las buenas cifras de la compañía tienen doble mérito por coincidir con una crisis económica que «ha afectado mucho al sector», y porque la compañía está en una etapa de pleno crecimiento después del proceso de reestructuración que se ha realizado el último año. Una etapa de crecimiento que prevé la expansión de la red europea y la puesta en funcionamiento de nuevas rutas mediterráneas, incluyendo el norte de Europa.

 

Edición: José Fernández