dreamair

En 2016 se entregaron 1.004 aviones para la aviación general, un 3,9% menos que en 2015

Daher

La Asociación de Fabricantes de Aviación General (siglas en inglés GAMA) dio a conocer el pasado miércoles las cifras globales de entregas de aeronaves de las empresas que forman parte de la entidad. Simon Caldecott, nuevo presidente de GAMA y CEO de Piper Aircraft, comunicó que las entregas descendieron en el mundo un 3,9% pasando de 2.331 unidades en 2015 a 2.241 en 2016.

En consonancia con el menor volumen de negocio, el total de ventas se situó en los 20.4700 millones de dólares, un 14,1% respecto de 2015, cuando se alcanzaron los 24.100 millones.

Aviones

                                                             2015             2016      Variación
Motor de pistón                               1.056            1.004        -4,9%
Turbohélices                                        557               576        +3,4%
Jets de negocios                                  718               661        -7,9%
Total                                                  2.331            2.241        -3,9%

Airbus Helicopters

Helicópteros

                                                            2015       2016          Variación
Motor de piston                                279          224              -19,7%
Turbina                                               757          637              -15,9%
Total                                                1.036          861              -16,9%

Como muestra el gráfico, el panorama en el segmento de helicópteros ha sido más sombrío, pues el descenso global en las entregas ha sido de casi el 17%. Los 861 helicópteros civiles entregados alcanzaron un valor de 3.600 millones de dólares, cuando en 2015 el negocio totalizó 4.700 millones de dólares.

«Los resultados de 2016 han sido decepcionantes en general, a pesar de que el sector de los turbohélices tuvo una evolución esperanzadora», dijo Pete Bunce, presidente saliente de GAMA. Bunce se mostró optimista acerca de la evolución del sector en 2017 ya que los fabricante continúan invirtiendo en ofrecer productos innovadores.

Una vez más, reiteró que «para activar y sostener el crecimiento, los políticos y los reguladores deben seguir trabajando con la industria par simplificar los procesos de certificación y facilitar el flujo global de productos de la aviación».