dreamair

Air Berlin se declara insolvente pero seguirá operando

La aerolínea alemana Air Berlin ha iniciado este martes el proceso de insolvencia, ante las graves dificultades que arrastra para seguir operando. Etihad, su principal socio mayoritario con casi el 30%, ha decidido dejar de inyectar capital porque la compañía germana de vuelos baratos ya no es rentable.

La segunda mayor aerolínea alemana, Air Berlin, se declaró insolvente después de que el principal accionista Etihad hubiera declarado que no había más apoyo financiero disponible. “El resultado fue que ya no había un plan de progreso positivo para Air Berlin PLC”, anunció hoy (15.08.2017) la aerolínea.

La empresa presentó una solicitud de apertura de un proceso de insolvencia bajo autogestión en el juzgado de primera instancia en el barrio berlinés de Charlottenburg. Esta variante de insolvencia permite a la empresa continuar con el negocio.  “Habrá negociaciones con Lufthansa y otros implicados para la venta de partes del negocio”, declaró Air Berlin.

Asegurar el tráfico aéreo de los próximos meses

El Gobierno alemán apoya a la compañía con un crédito transitorio de 150 millones de euros (176 millones de dólares) para evitar que cese la actividad de la empresa y que esto afecte a decenas de miles de viajeros en plenas vacaciones estivales.

«Con este crédito de 150 millones de euros aseguramos el tráfico aéreo los próximos meses», declaró la ministra de Economía alemana, Brigitte Zypries, en una breve comparecencia ante los medios después de conocer la noticia. «El dinero debería ser suficiente para tres meses», indicó sin querer entrar en si estarían dispuestos a inyectar más en un futuro si éste no es suficiente. «Cuando llegue el momento se decidirá sobre esta cuestión», afirmó.

Adolfo Malet

Air Berlin acarrea desde hace años déficits en sus cuentas. En 2016, las pérdidas se situaron en los cerca de 782 millones de euros y la montaña de deuda creció hasta los cerca de 1.200 millones de euros.  La situación empeoró a finales de marzo con la reorganización del plan de vuelo del verano boreal, que provocó que hubiera numerosas cancelaciones y retrasos de los vuelos. Durante años, Etihad, que tiene el 29,2 por ciento de la compañía, inyectó dinero en la aerolínea.

Shock para los trabajadores

El sindicato de pilotos Vereinigung Cockpit (VC) informó que la noticia es «un shock para los trabajadores de Air Berlin, que desde la creación de compañía realizan un extraordinario trabajo. Etihad ha dejado caer a Air Berlin como una patata caliente, a pesar de que nuevos inversores habían mostrado su interés», criticó VC. «Aquí muestran su verdadera cara los inversores del Golfo», agregó.

Texto: www.dw.com