Frontex utiliza en Grecia dos aerostatos equipados con sensores y cámara para vigilar la inmigración ilegal

Imagen del aerostato suministrado por CNIM Air Space que equipa el sistema de sensores Argos-II / Hensoldt

La tecnología de sensores desarrollada por la empresa alemana Hensoldt fortalecerá la vigilancia marítima de Frontex en el mar Mediterráneo y contribuirá a la protección de la estratégica frontera en el sureste de Europa.

En el marco de un programa piloto de tecnología, el sistema de infrarrojos electroópticos (eoir) Argos-II HD de Hensoldt se desplegará en dos aerostatos conectados y ofrecerá una vigilancia exhaustiva.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El proyecto está gestionado por Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, que tiene el mandato de salvaguardar las fronteras exteriores de la Unión Europea y garantizar la libertad y la integridad territorial de los estados miembros.

Andreas Hülle, Jefe de la División de Optrónica de Hensoldt explicó que «esta tecnología innovadora ofrece a Frontex la capacidad de monitorear una línea costera marítima muy estratégica y recopilar datos críticos. Esta es una capacidad que ha sido identificada como una prioridad estratégica tanto por la UE como por las Naciones Unidas».

El Argos-II HD forma parte de una solución llave en mano integrada que consta de sensores avanzados que se instalan en dos aerostatos, proporcionados por CNIM Air Space, anclados en islas griegas en el mar Egeo. A altitudes de varios cientos de metros por encima de las islas anfitrionas, el Argos-II cubre un rango de hasta 40 km y puede detectar embarcaciones grandes y pequeñas y monitorear con una claridad y detalle excepcionales los movimientos de las embarcaciones.

Está en funcionamiento 24 horas al día, 7 días a la semana, día y noche, incluso en condiciones meteorológicas adversas. La cámara termográfica de zoom continuo graba las imágenes y transmite vídeo y datos en tiempo real a las estaciones base en tierra.

«Argos II es uno de los mejores sensores aéreos en el mercado actual y proporcionará a Frontex información precisa y en tiempo real sobre las actividades en el entorno marítimo y le permitirá analizar situaciones e iniciar las respectivas contramedidas», dijo Mischa Niedinger, director. de ventas de sistemas aerotransportados en Hensoldt.

El sistema Argos-II HD se puede instalar en aviones, helicópteros, vehículos aéreos no tripulados y aeróstatos. Se utiliza ampliamente en la protección de fronteras, operaciones de búsqueda y rescate, patrullas marítimas, aplicación de la ley y protección de activos. Ya se utiliza ampliamente en entornos de seguridad y vigilancia, incluso por parte de la Policía Federal Alemana, donde se despliega en operaciones de lucha contra el contrabando, tráfico ilegal y seguridad fronteriza.

Sobre Hensoldt

Hensoldt es una empresa alemana vinculada a la industria de defensa con una posición líder en el mercado europeo y un alcance global. Con sede en Taufkirchen, cerca de Munich, la empresa desarrolla soluciones de sensores para aplicaciones de defensa y seguridad. Como líder tecnológico, Hensoldt también amplía continuamente su cartera Cyber ​​y desarrolla nuevos productos para combatir una amplia gama de amenazas basadas en enfoques innovadores de gestión de datos, robótica y ciberseguridad.

Con más de 5.600 empleados, Hensoldt generó ingresos de 1.200 millones de euros en 2020. Hensoldt cotiza en la Bolsa de Valores de Frankfurt y en el índice bursátil SDAX.

Publicado en UAV