dreamair

Boeing despide a su presidente ejecutivo Dennis Muilenburg por la crisis del 737 MAX

Boeing anunció ayer que su Junta Directiva ha nombrado al actual presidente, David L. Calhoun, como Director Ejecutivo y Presidente, a partir del 13 de enero de 2020. Calhoun seguirá siendo miembro de la Junta. Además, el miembro de la Junta Lawrence W. Kellner pasará a ser Presidente no ejecutivo de la Junta con efecto inmediato.

Dennis A. Muilenburg

La Compañía también anunció que Dennis A. Muilenburg renunció a sus cargos como Director Ejecutivo y Director de la Junta con efecto inmediato. El Director Financiero de Boeing, Greg Smith, será el CEO interino durante el breve período de transición, mientras que Calhoun renuncia a sus compromisos no relacionados con Boeing.

El Consejo de Administración decidió que era necesario un cambio de liderazgo para restaurar la confianza en la Compañía a medida que trabaja para lograr que el Boeing 737 MAx recupere el certificado de tipo y vuelva a volar. 

Bajo el nuevo liderazgo de la Compañía, Boeing operará con un compromiso renovado de transparencia total, incluida una comunicación efectiva y proactiva con la FAA, otros reguladores globales y sus clientes.

«En nombre de toda la Junta Directiva, me complace que Dave haya aceptado liderar a Boeing en esta coyuntura crítica», dijo Kellner. Agregó: «Dave tiene una profunda experiencia en la industria y un historial comprobado de liderazgo fuerte, y reconoce los desafíos que debemos enfrentar. La Junta y yo esperamos trabajar con él y el resto del equipo de Boeing para asegurar que hoy se marque un nuevo camino a seguir para nuestra empresa».

Por su parte, David L. Calhoun afirmó: «Creo firmemente en el futuro de Boeing y el 737 MAX. Me siento honrado de liderar esta gran compañía y los 150,000 empleados dedicados que están trabajando arduamente para crear el futuro de la aviación».

Muilenburg, de 55 años, se convirtió en presidente ejecutivo de la compañía aeroespacial más grande del mundo en julio de 2015. Anteriormente, también ocupó el cargo de presidente, pero renunció a ese puesto en octubre. Ha trabajado en Boeing en varios roles diferentes desde 1985. Resulta sintomático que en el comunicado de Boeing ni siquiera se agradecen los servicios prestado por el dimitido Muilenburg.