dreamair

Los aviones privados de los deportistas

Las estrellas del deporte viven en su propia burbuja. Con sueldos muy por encima del salario medio de un contribuyente, la mayoría se permite lujos solo al alcance de unos pocos privilegiados. El dinero lo compra todo o casi todo, por lo que no hay límites cuando se dispone de una cuenta corriente con muchos ceros.

Mansiones, coches de alta gama y ropa de primeras marcas conforman la colección de muchos deportistas profesionales. Tal vez el sello distintivo que identifica a los que están incluso por encima de los de su condición es el tener un avión privado. Hacemos un repaso a la flota aeronáutica entre los rostros más conocidos del deporte.

El Gulfstream G200 de Cristiano Ronaldo

El ganador del último Balón de Oro cuenta con un Gulfstream G200 valorado en 21 millones de dólares. Al avión de Cristiano Ronaldo no le falta ningún detalle. Está dotado de un baño, guardarropas, cocina y un sistema de entrenamiento, entre otras cosas. El portugués viaja para los compromisos deportivos junto al resto de sus compañeros en la nave que les proporciona el club.

Usa el G200 para viajes por asuntos publicitarios y para perderse en islas paradisiacas cuando se lo permite el calendario. Ahora mismo, está plenamente centrado en la Champions League porque es la única competición que el Madrid puede ganar en la sección de fútbol como resaltan los pronósticos.

El Gulfstream G550 de Floyd Mayweather

Floyd Mayweather es muy activo en las redes sociales. Habitualmente, usa esta vía para presumir de todas sus posesiones. El expúgil tiene un Gulfstream G550 con capacidad para 19 pasajeros, 2 pilotos y 2 azafatas. Es el medio de transporte que más emplea, a tenor de las imágenes que sube a la red. A través de este medio, ha realizado sus últimos viajes a Las Vegas para sus peleas. Con su victoria ante Conor McGregor en 2017, Mayweather alcanzó la cifra de 50 victorias en 50 combates y superó el récord que compartía con Rocky Marciano.

El Gulfstream IV de Michael Jordan

El rey Midas del deporte no podía faltar en el listado. A Michael Jordan le va mejor económicamente en la actualidad que cuando dominaba los tableros de la NBA. Hombre de negocios donde los haya, el ex de los Chicago Bulls tiene un Gulfstream IV que está tasado en 36 millones de euros.

El jet está totalmente personalizado y customizado y cuenta por fuera con el logo de ‘Air Jordan’, el mismo que le ha acompañado durante toda su vida desde que protagonizase en la década de los ochenta su primer anuncio con Nike. Por cierto, la marca deportiva también tiene su propio avión diseñado para equipos deportistas. Aquí una galería de fotos.

El Bombardier Learjet 70 de David Beckham

El ex jugador del Real Madrid y el Manchester United, entre otros, tendría un problema para cuadrar su activa vida pública por los cinco continentes, de no ser porque se puede permitir el capricho de viajar por el mundo en su propio Bombardier Learjet 70.