dreamair

Comunicado de Iberia a sus clientes y a la sociedad

Airbus A320 de Iberia

Airbus A320 de Iberia

Ante el anuncio de convocatoria de huelga por los sindicatos de Iberia para varios días de diciembre, Iberia quiere informar de lo siguiente:

Esta huelga es irresponsable, porque atenta contra los clientes de la compañía, y más en fechas tan especiales como la Navidad; porque agrava la de por sí delicada situación de Iberia; y porque supone volver a asociar a nuestro país con el conflicto y el ataque a los derechos de los consumidores, lo que contribuye al deterioro de la imagen de España y su economía.

Es también innecesaria, porque la compañía ha expresado su voluntad de negociar sin condicionantes y con la máxima flexibilidad posible el Plan de Transformación para asegurar la viabilidad y el futuro de Iberia, sin que de momento los sindicatos hayan manifestado su voluntad de negociar.

Es un abuso. La huelga es un derecho, pero su utilización preventiva es un abuso. Todas las empresas de este país sufren los efectos de la crisis, pero la mayoría de sus sindicatos negocian de buena fe acuerdos que sean lo menos lesivos para todos.

Iberia está totalmente abierta a negociar un plan que le permita ser viable en el futuro, lo que es de interés para todos, los primeros sus propios empleados. El diálogo y la negociación son la mejor manera de solucionar los desacuerdos; las huelgas deben ser siempre el último recurso.

Iberia atenderá a sus clientes y pondrá todos los medios a su alcance para minimizar en lo posible las molestias que esta huelga injustificada pueda provocarles, y les pide disculpas por los inconvenientes que les pueda causar.

A la opinión pública

Iberia necesita un Plan de Transformación que le permita ser viable y situarla en el lugar de liderazgo que le corresponde en la industria aérea:

Iberia registra un volumen de pérdidas insostenible – un millón de euros cada día en los nueve primeros meses de este año y casi 900 millones de euros en los últimos cuatro años-. Su futuro peligra si no se llevan a cabo profundos cambios estructurales.

El plan de Iberia busca salvar 15.500 puestos de trabajo. Si no se pusiera en marcha, peligraría la viabilidad de la compañía y estos puestos de trabajo directos se perderían.

Es un plan de futuro, con una inversión multimillonaria en mejorar los productos que ofrece a los clientes y en renovar su flota con aviones más eficientes, pero esto solo es posible asegurando su rentabilidad y la máxima colaboración de sus empleados.

El Plan de Transformación de Iberia permitirá que nuestro país pueda contar con una compañía española rentable, fuerte, capaz de competir y ocupar un puesto relevante en la aviación comercial en el mundo.

El plan de Iberia requiere sacrificios: menos empleos, menos salarios y más productividad, que la compañía está dispuesta a negociar, pero es un plan que le permitirá sanearse y crecer para volver a ser líder en sus mercados.

Si no hiciéramos nada, Iberia podría desaparecer y ello supondría un duro golpe para las comunicaciones, el empleo, los negocios, el sector turístico y la imagen de España fuera de nuestras fronteras.

Al igual que las demás aerolíneas tradicionales europeas, la compañía padece problemas estructurales, que se agravan en el caso de Iberia por la grave crisis que atraviesa España, y que también está castigando a otras muchas empresas del país en diversos sectores.

Iberia es una empresa española, que pertenece a un gran grupo aéreo, como International Airlines Group, con sede social en España, con accionistas de todo el mundo y que le ofrece, entre otras cosas, más garantías de futuro y más recursos para solucionar sus problemas.

El próximo 14 de diciembre, Iberia cumple 85 años y estamos convencidos de que cumplirá otros 85, pero para eso tiene que cambiar profundamente. Los accionistas de la compañía han mostrado su compromiso. Los clientes siguen mostrando su fidelidad, pese a las huelgas. Ahora corresponde a todos los trabajadores y a sus representantes un ejercicio de responsabilidad en favor de una Iberia viable, con futuro y que vuelva a ocupar el lugar que merece en la industria aérea mundial.