dreamair

Los medios aéreos de la UME hicieron 600 vuelos en 2009

El Consejo de Ministros celebrado el pasado 12 de marzo recibió un Informe de la ministra de Defensa sobre el balance de actuaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en 2009. Durante 2009, la UME llevó a cabo 46 intervenciones, lo que supone más del 70% de las realizadas desde su creación en 2005. De ellas, 34 han sido contra incendios forestales; seis como consecuencia de tormentas invernales, cinco ante inundaciones y una en Sevilla, en la búsqueda del cadáver de Marta del Castillo.

En total, han participado 7.500 hombres y mujeres en distintas rotaciones y más de 2.000 vehículos de todo tipo, que han recorrido más de 700.000 kms. Además, se han rastreado más de 800 kms y se han realizado cerca de 600 salidas de aeronaves, que han completado 1.700 horas de vuelo y arrojado sobre el fuego más de veintinueve millones de litros de agua.

 

La Unidad Militar de Emergencias ha actuado durante 2009 en doce Comunidades Autónomas: Murcia, Valencia, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha, La Rioja, Cataluña, Navarra, Canarias, Castilla y León, Andalucía y Aragón. Estas tres últimas son las Comunidades Autónomas en las que ha efectuado un mayor número de intervenciones: trece, nueve y ocho, respectivamente.

 

Garantías de seguridad

Los datos contenidos en el informe ponen de manifiesto que la creación de la Unidad Militar de Emergencias ha servido como instrumento fundamental del Estado para garantizar la seguridad y bienestar de los ciudadanos ante riesgos graves, catástrofes u otras necesidades públicas. Sus capacidades han resultado suficientes y equilibradas para acometer todas las emergencias naturales de carácter estacionales en las que ha sido solicitada, proporcionando al sistema de Protección Civil los elementos de que antes carecía.

 

La campaña de lucha contra incendios forestales de 2009 constituyó una auténtica reválida para la UME y ha evidenciado su alto grado de preparación y gran capacidad para integrarse con otras unidades. El nivel de formación, instrucción individual y adiestramiento alcanzado por la Unidad Militar de Emergencias, junto a unos adecuados procedimientos de actuación, han constituido un factor clave para alcanzar el éxito en las intervenciones realizadas.

Por último, el informe destaca la excelente coordinación con las Comunidades Autónomas y con otros organismos de la Administración General del Estado.

 

Edición: JFG / Foto: Ministerio de Defensa