dreamair

Los ministros de Transporte de la UE acuerdan agilizar la difusión de la lista de pasajeros en caso de accidente aéreo

El ministro de Fomento español, José Blanco, ha presidido hoy en Bruselas el Consejo de Transportes de la Unión Europea (UE), en el que los Estados miembros avanzaron en cuestiones de la aviación civil. Al término de la reunión, Blanco compareció ante los medios de comunicación en compañía del comisario europeo de Transportes, Siim Kallas, y señaló que el Consejo de la UE está de acuerdo con la propuesta española para hacer que, en caso de accidente aéreo, sea obligatorio comunicar a las autoridades, y en el plazo máximo de dos horas, la lista de pasajeros del vuelo afectado.


Dicha obligación se incluirá en la propuesta de reglamento sobre investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil, que una vez aprobado derogará la actual directiva, en vigor desde hace quince años.  El ministro español indicó que «todos queremos evitar largos períodos de ansiedad, confusión y pánico entre la población, así como la constante presión hacia las aerolíneas para obtener la información sobre familiares y amigos».
Entre los puntos acordados por los Estados miembros como parte de una orientación general para abordar dicho proyecto, Blanco destacó la decisión de instituir una red europea de autoridades de investigación como instrumento de colaboración y cooperación.

 

Controles en aeropuertos

Blanco presentó los resultados obtenidos en la reunión informal del Consejo, celebrada en A Coruña (España) el pasado 12 de febrero, en la que se debatieron las medidas de seguridad aeroportuaria. En este sentido, señaló cómo en A Coruña los Veintisiete se mostraron de acuerdo en que el mejor enfoque para reforzar dicha seguridad  pasa por una estrategia conjunta desarrollada en el marco de la UE.

Afirmó que el Consejo estima que la utilización de las tecnologías más avanzadas desempeñará un papel fundamental en el refuerzo de las medidas, y dijo que una de las opciones posibles es la implantación en los aeropuertos de los escáneres de seguridad, aunque bajo la condición ineludible de que «el respeto a la intimidad  de las personas, a su salud y otros derechos fundamentales queden debidamente protegidos a nivel comunitario».

Los ministros de Transporte, recordó el ministro español, acogieron favorablemente en A Coruña la intención de la Comisión Europea de elaborar un informe sobre estas nuevas tecnologías y su impacto en la salud y los derechos fundamentales, así como sobre su repercusión económica, como paso previo a una futura propuesta legislativa.  La presentación de dicho informe está prevista para el próximo mes de abril.

En la conferencia de prensa, Blanco negó que EEUU haya ejercido algún tipo de presión sobre la UE para introducir escáneres corporales en los controles de aeropuerto. «En ningún caso he sentido presión, sólo el deseo de cooperar frente a la amenaza global del terrorismo», explicó Blanco en referencia a su visita a EEUU el pasado mes de enero. Según Blanco, los países de la UE están de acuerdo en que hay que combatir el terrorismo con una «respuesta global», algo que requiere que «todos los países» adopten «medidas para reforzar la seguridad».

 

Cielos Abiertos

El ministro español se refirió también al informe que ha presentado la Comisión Europea al Consejo, en el que se detallan los progresos alcanzados en las negociaciones entre la UE y EEUU del Acuerdo de segunda fase de Servicios Aéreos, especialmente en las dos últimas rondas, las celebradas en Washington del 11 al 14 de enero, y en Madrid del 15 al 17 de febrero.

Según Blanco, el Consejo acogió «favorablemente» un progreso en las negociaciones que calificó como «significativo. Estimo que el acuerdo está cada vez más cerca, por lo que no deberíamos dejar escapar esta oportunidad para cerrar cuanto antes un tema de tanta trascendencia para el conjunto de nuestros intereses».

El Consejo de Transportes aceptó la propuesta de Blanco para dar un mandato a la Comisión con vistas a abrir una nueva ronda negociadora con  EEUU, que se celebrará en Bruselas del 23 al 25 de marzo próximos.

Por su parte,  el comisario europeo de Transporte, Siim Kallas, afirmó que «no estamos interesados en absoluto en que se retrase este acuerdo hasta el último momento, porque correríamos el riesgo de desencadenar la cláusula de suspensión y esto vendría a desestabilizar el mercado aéreo transatlántico». En opinión de Kallas, el éxito en las negociaciones no está asegurado, aunque la situación es prometedora. «Europa quiere un compromiso más claro por parte de EEUU a favor de la apertura recíproca de las oportunidades de inversión», afirmó el comisario.

 

Cielo Único Europeo

El ministro español informó al Consejo de los resultados de la Conferencia de Cielo Único Europeo, que tuvo lugar en Madrid los pasados 25 y 26 de febrero. «Estamos de acuerdo en que el tiempo de reflexión ha pasado, y que ahora debemos actuar y conseguir para Europa un Cielo Único sin fronteras, seguro, productivo e integrado».

 

Edición: JFG / Foto: Presidencia de España de la UE