dreamair

Los Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Iberia reanudarán sus paros en mayo

El Sindicato de Tripulantes de Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas (STAVLA), sindicato con mayor representación en el Comité de Empresa de Vuelo en Iberia, ha convocado a los 4.000 Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Iberia a tres jornadas de huelga los días 4, 11 y 14 de mayo, entre las 00.00 horas y las 24.00 horas peninsulares. A estas jornadas hay que sumar los 4 días de paros del pasado mes de febrero.

 

El objetivo de la huelga no es impedir la creación de Iberia Express, sino conseguir que Ibeia Express se haga dentro de IBERIA Operadora, en las condiciones que expresamente se fijan en nuestro Convenio Colectivo. Crear Iberia Express fuera de Iberia Operadora, como pretende la Dirección, supone la pérdida de 40 aviones para la matriz (entre los años 2012 y 2015), la reducción de su producción en un 40% y la destrucción de 8.000 puestos de trabajo.

El último párrafo del artículo 1 de la tercera parte del XVI Convenio Colectivo TCP señala que «se establecen las condiciones de trabajo que serían aplicables, en el caso de que las decisiones organizativas de la Empresa llevasen a la implantación de una operación aérea desarrollada bajo la marca IB-Express, a los tripulantes de Cabina que fuesen adscritos a dicha flota».

Más de un mes demostrando buena fe

 

El 13 de marzo, atendiendo al requerimiento del Ministerio de Fomento, y con objeto de facilitar la resolución del conflicto, STAVLA desconvocó la huelga planteada para conservar la producción de los TCP de Iberia Express dentro de Iberia Operadora, demostrando su buena voluntad y manteniendo un diálogo fluido con los organismos oficiales correspondientes.

Sin embargo, la Compañía se ha negado expresamente a mediar e intentar buscar una solución, no demostrando ni siquiera la buena fe que es preceptiva en estos casos suspendiendo la demanda interpuesta contra STAVLA ante la Audiencia Nacional.

Lamentamos las molestias que esta huelga pueda ocasionar a nuestros clientes en estas fechas. Sin embargo, permitir que Iberia Express se haga fuera de la matriz tendrá los inconvenientes irreversibles derivados de la desaparición de la Compañía de Bandera Española. En poco tiempo, nuestros aeropuertos, pagados con el dinero de todos los españoles, estarán en manos de British Airways y los usuarios se encontrarán con un mercado dominado por la compañía de bandera británica y limitado a compañías de bajo coste.