dreamair

Sepla dice que Iberia Express provocará miles de despidos en la plantilla de Iberia

El comunicado de Iberia, en el que afirma que sus pilotos tienen una productividad baja, ha motivado que la sección sindical de SEPLA Iberia responda con el siguiente comunicado que reproducimos a continuación:

 

Productividad

  1. La productividad de los pilotos de Iberia es la más elevada de las compañías de red europeas iguales que Iberia  (Lufthansa, British Airways y Air France. Los pilotos de Iberia, con su Convenio,  están llegando a volar más de 880 horas el 40% de la plantilla y una media de casi 800 horas el resto de pilotos.
  1. El convenio colectivo actual de los pilotos marca como máximo 820 horas. En los casos en los que no se superan estas horas de vuelo no se debe a las “restricciones” del convenio, como asegura la compañía, sino a la gestión de la empresa, ya que sólo usa sus aviones 9 horas al días de media mientras que a las tripulaciones se las puede utilizar por Convenio 14 horas diarias. Es decir, los aviones de Iberia sólo vuelan una media de 9,3 horas al día, lo mismo que ha anunciado que utilizará los aviones en Iberia Express.
  1. El convenio de los pilotos permite aumentar el número de horas de vuelo, pero es la empresa la que no hace uso de dicha posibilidad, ante la falta de vuelos. Una vez más, el problema de Iberia es de gestión no de Convenios.
  1. Los pilotos de Iberia han propuesto volar a la compañía 900 horas al año, lo máximo que marca la ley. La empresa rechazó esta propuesta, incluso durante la mediación con el Gobierno.
  1. British Airways vuela una media de 645 horas; Easyjet, 696 horas; Ryanair, 758;  y Vueling 719 horas.
  1. Ante la afirmación falsa de que el Convenio de Iberia es ineficiente con respecto a sus competidores, Sepla está dispuesto a firmar inmediatamente y sin necesidad de negociación previa cualquiera de los convenios Íntegros de Lufthansa, British Airways, o Air France.

IB Express

La creación de la nueva compañía es ilegal, al incumplir los acuerdos firmados entre Sepla y la dirección, en los que se aseguraba que No se segregaría actividad de la matriz Iberia. La empresa ha creado esta compañía restando 40 aviones de las rutas de Iberia. Iberia tendrá 40 aviones menos con la IB Express y menos rutas que volar.

La creación de esta nueva empresa no significará que Iberia será más grande, como aseguran los directivos, ya que no volará nuevas rutas en nuevos mercados, sino que hará el trabajo de Iberia. Eso significará un recorte de plantilla de 8.000 personas en la matriz. Por cada avión de Iberia trabajan 200 personas; si restan 40 aviones de la matriz, sobran 8.000 personas.

Tampoco implicará un recorte de gastos ni un aumento de ahorros, ya que el plan presentado por Sepla aportaba, sólo en costes de pilotos, 100 millones, frente a los 25 que ha reconocido Iberia. Estas cifras han sido demostradas ante el mediador del Gobierno.

Tampoco está suponiendo una rebaja en los precios de los billetes, como Iberia aseguraba. Los precios de los billetes, unas semanas desde la comercialización de los mismos, son similares a los de Iberia, como queda demostrado en la web de Iberia, donde se compran los mismos.

Sepla, consciente del problema del corto y medio radio de Iberia, presentó a la empresa una propuesta a la dirección hace dos años, y durante ese tiempo se negoció que la reforma de este segmento de negocio se realizara dentro de la propia matriz, sin necesidad de crear una filial como la Express. La propuesta de Sepla, conocida por el Gobierno hace meses, lograba hacer el coste de la operación de vuelo un 50% más barato; con rebajas salariales del 50%, cesiones de más del 20% de productividad, etc.. que reformaban toda la plantilla de pilotos de Iberia, haciendo de la misma la más eficiente de Europa.

Una vez fracasada la mediación impuesta por el Gobierno, y con la intención de solucionar el conflicto que enfrenta a los trabajadores de Iberia con la dirección, Sepla ha reclamado al Gobierno que imponga un arbitraje forzoso. Sepla ya pidió la intervención de un arbitraje voluntario hace unas semanas y la empresa lo rechazó.