Boeing anuncia el despido de 16.000 trabajadores, el 10% de su plantilla mundial

Trabajadores de Boeing, durante la presentación del 737 MAX en 2015 en Renton / Vídeo Boeing

El presidente de Boeing, Dave Calhoun, ha dirigido una carta a la plantilla de Boeing, unos 160.000 trabajadores en todo el mundo, en la que anuncia que la empresa se desprenderá del 10% de su fuerza laboral a consecuencia del impacto que la Covid-19 esta teniendo en la aviación mundial. 

«Hemos comenzado a tomar medidas para reducir nuestro número de empleados en aproximadamente un 10% a través de una combinación de despidos voluntarios, rotación natural y despidos involuntarios, según sea necesario», explica Calhoun. 

Pero a continuación avisa que «tendremos que hacer reducciones aún más profundas en las áreas que están más expuestas a la condición de nuestros clientes comerciales: más del 15% en nuestros negocios comerciales de aviones y servicios, así como en nuestras funciones corporativas».

Es decir, los despidos serán más acentuados entre los trabajadores involucrados en la producción de aviones de pasajeros ya de por si bastante maltrecha desde que el nuevo 737 MAX dejó de volar hace 13 meses y de que a principios de año se detuviese la producción del avión, contratiempos que no habían afectado a la plantilla de la empresa.

En otro párrafo alerta que «debido a que hay tantos factores impredecibles en esta crisis, tendremos que monitorear continuamente lo que está sucediendo en nuestros mercados, y haremos ajustes cuando sea necesario para asegurar que estamos adaptando el tamaño de nuestro negocio a los cambios y la demanda del mercado».

«Sé que esta noticia es un golpe durante un momento ya desafiante. Lamento el impacto que esto tendrá en muchos de ustedes. Tenga en cuenta que haremos todo lo posible para minimizar ese impacto y, a medida que tomemos estos pasos, seremos lo más justos y transparentes posible, y absolutamente honestos y respetuosos».

Por lo general, las condiciones laborales de Boeing permiten que en casos como el que se plantea la empresa cancela la relación laboral con un paquete de pago y beneficiosa los que marchan de forma voluntaria. También brinda apoyo a los afectados por despidos involuntarios, incluyendo indemnización por despido, cobertura de atención médica y servicios de recolocación en el mercado laboral.

Trabajadores de Boeing, durante la presentación del 737 MAX en 2015 en Renton / Vídeo Boeing

Caída del 95% del volumen de pasajeros

En la misiva el CEO y presidente de Boeing explica que «la demanda de viajes de aerolíneas comerciales ha caído por un precipicio» hasta desplomarse un 95% el volumen de pasajeros en relación al año pasado. Calhoun considera que las aerolíneas de todo el mundo dejarán de ingresar este año la astronómica cifra de 314 mil millones de dólares 

En este contexto, constata que «las aerolíneas están retrasando las compras de nuevos aviones, frenando las fechas de entrega y aplazando el mantenimiento. También estamos viendo un impacto dramático en nuestro negocio de servicios comerciales, ya que las flotas aéreas disminuyen la demanda de nuestras ofertas».

«Todo esto ejerce presión a corto plazo sobre nuestro flujo de caja. Estamos tomando medidas para mantener la liquidez fluyendo a través de nuestro negocio y cadena de suministro. Estamos reduciendo los costos operativos y los gastos discrecionales, suspendiendo los pagos de dividendos, dilatando la recompra de acciones, reduciendo los gastos de I+D y capital, y acelerando algunos recibos de pagos progresivos con la ayuda de nuestros clientes de defensa».

Reducción de la producción

Tras anunciar que ha renunciado al salario de este año, comenta que «estamos explorando posibles opciones de financiación del gobierno y abogando por el acceso al crédito para toda la cadena de suministro de fabricación aeroespacial». Y deja caer esta lapidaria frase:

«La industria de la aviación tardará años en volver a los niveles de tráfico que vimos hace solo unos meses».

Por todo ello anuncia la siguiente reducción en la producción de aviones:

1.- Esperamos reanudar la producción de 737 MAX a tasas bajas en 2020, aumentando gradualmente a 31 aviones por mes durante 2021, con incrementos graduales que correspondan a la demanda del mercado.
2.- Planeamos reducir la tasa de producción del 787 a 10 por mes en 2020 y a 7 por mes para 2022, evaluando la tasa de producción posteriormente.
3.- También planeamos reducir la tasa de producción combinada del 777 / 777X a 3 por mes en 2021 y adoptar un enfoque medido para la rampa de la tasa del 777X.
4.- Las tasas de producción 767 y 747 se mantendrán sin cambios.