dreamair

Las denuncias de SEPLA obligan al Ib Salut a rescindir el contrato de Eliance

SEPLA

La Consellería de Salud del Govern Balear ha decidido, finalmente, apartar a Eliance del servicio de aviones y helicópteros médicos de la Comunidad Autónoma tras comprobar que esta empresa no estaba en condiciones de garantizar el cumplimiento inmediato de los pliegos técnicos.

La decisión llega casi dos meses después de que SEPLA denunciase que la empresa no podía operar sus vuelos con habilitación multipiloto ni habilitación de vuelo instrumental. Ambas habilitaciones, además de ser requisitos en los pliegos de condiciones con los que se concede la adjudicación, son indispensables para garantizar que todos los vuelos se operan con los más altos estándares de seguridad. A las quejas de los pilotos se unieron rápidamente los sindicatos de enfermeros (SATSE) y de médicos (Simebal), con los que se ha trabajado de manera coordinada y estrechamente para la solución del conflicto.

Además, el retraso continuado de los aviones medicalizados –de los que todavía falta uno por entrar en servicio, tras más de un año desde la adjudicación- ha sido determinante. Este fue uno de los puntos clave para que Eliance se hiciese con la concesión, puesto que los aviones que ofrecía eran nuevas versiones y de menor antigüedad que los de su competidora.

Se inició entonces un complejo proceso en el que el Ib Salut debía determinar si existía un incumplimiento de los pliegos, lo cual podría acarrear una sanción para Eliance. Finalmente, y tras crear una comisión de seguimiento que ha resultado fundamental, los responsables de la contratación de este servicio han decidido apartar a la concesionaria del servicio.

Se abre ahora un proceso para regularizar la situación y para que una nueva empresa pueda operar el servicio aéreo de Salud con todas las garantías prescritas en los pliegos del contrato de servicios aéreos de emergencias médicas de Baleares.

Estos pliegos de condiciones técnicas apostaban por garantizar unos altos niveles de seguridad aérea, no sólo en beneficio de los trabajadores de este servicio (pilotos, médicos, enfermeros, personal técnico), sino de la ciudadanía de las Islas Baleares. Desde el punto de vista del Departamento Técnico de SEPLA, las prescripciones técnicas del pliego de Baleares suponen un ejemplo a seguir para otros concursos similares ya que eleva la prestación del servicio más allá del mínimo legal exigido, siempre y cuando se cumplan.

«La rectificación del Govern balear marca un antes y un después en el sector de helicópteros en nuestro país, ya que indica, por fin, que no todo vale» han celebrado desde el Departamento Técnico de SEPLA. Efectivamente, el sector de helicópteros se ha caracterizado históricamente por la falta de supervisión sobre el modus operandi de las empresas que lo realizan, lo que propicia, en muchos casos, que no se cumplan determinadas garantías de seguridad.

Recientemente se ha sabido también, que –coincidiendo con la postura de SEPLA- la Junta de Andalucía ha eliminado a Eliance del concurso para prestar este mismo servicio en su comunidad autónoma, al no haber acreditado que pueda operar vuelos en modo instrumental. Ahora se pone el foco también en los contratos de otras Comunidades Autónomas en los que existen sospechas de situaciones similares a las de Baleares.

Mantener de los puestos de trabajo

Por otro lado, SEPLA trabajará para mantener y respetar los puestos de trabajo y las condiciones de los pilotos de Eliance, que corren siempre el riesgo de ser las principales víctimas de los vaivenes entre Administración y empresas adjudicatarias.

«Nuestro compromiso con nuestros pilotos es firme, ya que entendemos que son ellos quienes sufren en primera persona las consecuencias de los constantes cambios en la adjudicación del servicio» –ha asegurado Nerea Cañas Zarraoa, Directora de Relaciones Institucionales de SEPLA-. «Por ello, seguiremos trabajando para exigir a las partes implicadas que hagan lo posible para garantizar el trabajo de los pilotos».