dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Norwegian cerrará a mediados de abril la base que tiene en Palma de Mallorca

Repostaje de un Boeing 737 de Norwegian / AeroTendencias.com

Norwegian ha comunicado hoy a los sindicatos SEPLA y USO que a mediados de abril iniciará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que comportará suspensión de contratos y reducción de jornada de los pilotos y tripulantes de cabina (TCP) que tiene destinados en la base de Palma de Mallorca».

El periodo de suspensión de contratos puede durar hasta un año, según explica Norwegian en una nota de prensa, en la que califica la medida de «temporal».

El pasado 8 de febrero, Norwegian comunicó a los representantes sindicales que se disponía a iniciar un procedimiento colectivo de «movilidad geográfica» al reestructurar su red de rutas y algunas de sus bases. entre las que figura Palma de Mallorca, Tenerife Sur y Gran Canaria, que la compañía preve cerrar los próximos meses.

La compañía ha ofrecido, para preservar el mayor número de empleos, «el traslado de los tripulantes afectados a otras bases de corto radio en su red, o a su creciente flota de larga distancia, operada con el Boeing 787 Dreamliner

Pero, tras tres semanas de negociaciones, «el periodo de consultas se ha cerrado sin resultado alguno. Después de una serie de exigencias por parte de los representantes sindicales de SEPLA y USO, la compañía puso sobre la mesa su última oferta, consistente en el mantenimiento de todos los puestos de trabajo mediante el traslado a las bases operativas en la Península, más una suma en compensación por el coste del traslado. En el caso de los pilotos, dicho monto es el consagrado en el convenio colectivo suscrito por el SEPLA; en el caso de los TCP, éste está muy por encima de cualquier cantidad recogida en el convenio subscrito por USO. La oferta de la empresa ha sido rechazada por los sindicatos». 

La compañía, que da empleo en España a unas 2.400 personas, subraya que la suspensión de contratos afecta solo a los empleados de Palma de Mallorca, pero no ha indicado el número de afectados.

Por su parte, SEPLA afirma en un comunicado que «Norwegian se comprometió a garantizar todos los puestos de trabajo de sus tripulantes. Sin embargo, desde el principio de las negociaciones para pactar las condiciones del traslado de los pilotos, Norwegian no se ha mostrado dispuesta a ofrecer información imprescindible sobre el impacto de esta medida, ni un plan que garantice el futuro de los trabajadores y de la propia compañía».