dreamair

Postura de Iberia antes los nuevos días de huelga convocados por SEPLA

Iberia solicitará unos servicios mínimos que permitan ofrecer alternativas a los clientes, y que tengan en cuenta la alta ocupación de los vuelos en los días 9 y 11 de enero, elegidos por el sindicato SEPLA para hacer jornadas de huelga. Ambos se corresponden con el regreso de las vacaciones y  el reinicio de la actividad  laboral y educativa, que se suma a la dificultad añadida de ser días alternos, lo que limita el número de vuelos disponibles para reubicar a los pasajeros afectados.

 

En cualquier caso, la compañía reforzará el plan de contingencia puesto en marcha en días pasados, sin escatimar en medios para atender a nuestros clientes y minimizar el impacto de la huelga en los mismos.

Iberia afrontará todas las huelgas que plantee el sindicato Sepla para forzar el cierre de Iberia Express, empresa necesaria para paliar las pérdidas del corto y medio radio en Iberia, que es legal y que hará un grupo Iberia más fuerte, sólido y eficiente.

Iberia Express creará empleo

En relación con las tendenciosas afirmaciones del sindicato Sepla en el sentido de que se perderán 5.000 empleos de trabajo en Iberia, la compañía desmiente dicha información que en nada se ajusta a la realidad y quiere precisar lo siguiente:

– Iberia tiene un acuerdo firmado con los sindicatos de tierra para que sea Iberia la que ofrezca el mantenimiento y la asistencia en aeropuertos a Iberia Express. Iberia Mantenimiento, formada por 4.000 empleados, tiene entre sus clientes a más de 100 compañías de todo el mundo, e Iberia Express, propiedad cien por cien de Iberia, será una más que engrose dicha lista. De forma similar, Iberia Airport Services, formado por 8.000 empleados de Iberia, presta servicios de asistencia en aeropuertos a más de 200 aerolíneas nacionales e internacionales, a las que se sumará Iberia Express cuando esta compañía inicie sus operaciones dentro de doce semanas.

– Los cerca de 400 pilotos que necesitará Iberia Express en 2016 para operar los 40 aviones previstos, son el equivalente a los pilotos que se jubilarán en la propia Iberia hasta esta fecha y los que necesitará Iberia para cubrir el crecimiento previsto de largo radio, que pasará de los 35 aviones actuales a 40, tal y como contempla el plan estratégico de la compañía. Es decir, ningún piloto de Iberia perderá su empleo, ni verá alteradas su condiciones salariales y laborales,  como consecuencia del lanzamiento de Iberia Express, tal y como se les ha hecho saber por escrito y de palabra.