dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

SEPLA denuncia que Air Nostrum presiona a sus comandantes con la puntualidad

Uno de los aviones de Air Nostrum

Uno de los aviones de Air Nostrum

La compañía Air Nostrum está tratando de intimidar a sus pilotos enviándoles emails para apercibirles de supuesta falta de puntualidad e instarles a mejorarla, según revela el sindicato SEPLA en un comunicado de prensa.

En sus misivas, la compañía compara los datos de puntualidad del aludido con los del resto de compañeros, presionándoles para que la puntualidad «mejore en los próximos meses de forma significativa». Además, recuerda que «como cargo de confianza –comandante-, tiene la obligación de salvaguardar los intereses de la compañía», exhortándole a continuación a mejorar sus datos.

Air Nostrum parece olvidar aquí que los comandantes de la compañía han alcanzado dicho cargo por acumulación de experiencia y según lo establecido en el convenio colectivo, y no por un mero arbitrio de la empresa que les haya puesto ahí en una demostración de confianza. «En todo caso –recuerdan desde la sección sindical de SEPLA en Air Nostrum- la principal prioridad de un comandante es la de salvaguardar la seguridad de la operación, algo que aquí no parece importarles lo más mínimo».

En sus emails, la compañía deposita la total responsabilidad de los retrasos a la acción de los pilotos, olvidando el resto de factores que inciden en la puntualidad, como son el handling, la coordinación, el suministro de combustible, control del tráfico aéreo o cualquier departamento involucrado en poner el avión a punto para volar.

No aclara tampoco cuáles son los criterios que ha utilizado para medir la puntualidad personal de cada piloto, o qué medidas podrían tomarse para mejorarla.  Muestra palpable de la verdadera intención de la compañía: ocultar su deficiente gestión de la operación y, de paso, amedrentar a sus pilotos.

Los pilotos de Air Nostrum quieren recordar que las programaciones que hace la compañía son imposibles de cumplir,  y así ha sido denunciado por sección sindical en numerosas ocasiones, al no respetar siquiera los tiempos mínimos de puesta a punto del avión durante su aparcamiento en el aeropuerto.

A fecha de hoy, siguen emitiéndose programaciones en las que las horas de aterrizaje y despegue de los sucesivos vuelos vienen solapadas, así como muchos otros casos en los que se programan escalas con tiempos inferiores a los reseñados para cada aeropuerto en el Manual de Operaciones.

«La compañía parece empeñada en presentarnos como malos empleados que no cumplen con su trabajo» lamentan desde la sección sindical de SEPLA en Air Nostrum, que ha pedido en reiteradas ocasiones que  los criterios para evaluar la puntualidad de la compañía sean consensuados entre la representación sindical de los pilotos y la dirección de operaciones, en aquello que afecte a los pilotos.