dreamair

INAER elimina los copilotos de los helicópteros medicalizados

En 2006 ese helicóptero, que no llevaba copiloto, impactó con un ave

En 2006 este helicóptero, que no llevaba copiloto, impactó con un ave

INAER, la empresa adjudicataria de los helicópteros medicalizados (HEMS) elimina la figura del copiloto en la mayoría de sus aeronaves. La medida, que forma parte del plan de ahorro y reestructuración interna de la empresa, supone un grave riesgo en la seguridad del servicio de urgencia.

Las comunidades afectadas hasta el momento son Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Aragón.

Los copilotos fueron avisados el mes pasado por una llamada telefónica de la empresa, según han informado los trabajadores.

Los afectados serán degradados en su mayoría a simples tripulantes y reubicados, en la medida de lo posible, en diversos servicios de la compañía. Esta degradación profesional les supondrá reducir sus salarios un 40%, aproximadamente, y no podrán tener acceso a la instrucción propia de los pilotos, interrumpiendo así su progresión profesional.

Por regiones, los helicópteros que volarán sin copiloto son en Castilla y León los tres aparatos de Burgos, Astorga y Salamanca (se suprimió completamente otro en Valladolid en noviembre de 2012), en Castilla-La Mancha dos o cuatro helicópteros (aún por confirmar) en las localidades de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Albacete y en Aragón las aeronaves de Zaragoza y Teruel.

La eliminación de la figura del copiloto constituye un riesgo evidente para la seguridad del vuelo ya que, en caso de indisposición del único piloto, nadie podría tomar el mando del aparato.

Los helicópteros medicalizados cumplen una función esencial en caso de emergencia: colocar en cualquier punto de la comunidad donde operan, un médico y un enfermero para una pronta atención. Esta función es, si cabe aún más relevante en estos momentos, debido al continuo cierre de servicios de urgencias en las zonas rurales de distintas regiones (algunas muy extensas en territorio como Castilla León y Castilla La Mancha).

Trágicos precedentes

Accidente HEMS Canarias

En 2004 ocurrió una de las mayores desgracias en transporte sanitario helitransportado. Cinco personas, que viajaban a bordo del helicóptero medicalizado de Las Palmas de Gran Canaria, fallecieron por un choque contra un tendido eléctrico. que estaba por el lado del copiloto. El choque se produjo sin que hubiera nadie en ese lado que pudiese avisar del peligro.

Según determinó el informe oficial de Aviación Civil: «La presencia de un segundo piloto a bordo evidentemente hubiera sido también beneficiosa para evitar el impacto contra los cables, especialmente teniendo en cuenta que ese segundo piloto hubiera estado sentado en el lado izquierdo de la cabina con mejor visibilidad hacia el poste más bajo de la línea en el lado donde sucedió el impacto en este caso».

Accidente HEMS Salamanca

En 2006, otro suceso estuvo cerca de acabar en desgracia por la falta del copiloto. En la localidad abulense de Órbita (Castilla y León), un helicóptero sufrió el impacto de una cigüeña en el lateral y golpeó la cabeza del piloto, que quedó aturdido y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia. En la aeronave viajaban exclusivamente el piloto, un médico, una enfermera y un bebé neonato en la incubadora.

Si el impacto del ave hubiera sido totalmente frontal y el piloto hubiera quedado inconsciente y el accidente habría acabado en tragedia. Por aquel entonces no se disponía de copiloto. La empresa, consciente de lo sucedido, implantó copilotos en aquellos helicópteros que faltaban. Ahora, con los nuevos recortes, retrocede un paso atrás, volviendo a prescindir de los copilotos con el consiguiente riesgo que supone para los ocupantes del aparato.

Incumplimiento de los pliegos de condiciones con la administración

En cada comunidad autónoma los pliegos de condiciones del contrato con la administración varían. En Castilla La Mancha y Aragón, la administración no se exige la presencia de la figura de copiloto. Sin embargo, hasta ahora, la empresa adjudicataria dotaba a las aeronave de piloto y copiloto.

Los trabajadores desconocen si la empresa INAER ha comunicado a los gobiernos regionales esta supresión del servicio copiloto y disminución de la seguridad.

El caso más flagrante se localiza en Castilla y León. Esta comunidad ha negociado el nuevo contrato adjudicatario para el servicio de helicópteros medicalizados y sí exige la existencia de copilotos en el pliego de condiciones (Ver FOTO 2). Para proceder al nuevo contrato, los empleados de INAER tuvieron que acreditar su formación de manera oficial con licencias y horas de vuelo para que INAER consiguiera más puntos y obtener así el contrato. Una vez obtenida la concesión, INAER quiere degradar y reubicar a los copilotos afectados.

Como paradoja encontramos que en el mismo pliego de condiciones viene reflejado que, en caso de violación de alguna condición la empresa adjudicataria tendrá sanciones económicas.

Comprados por capital riesgo

La compra de la empresa adjudicataria INAER por parte del fondo de capital riesgo extranjero KKR en el año 2010, que forma parte del grupo AVINCIS, no ha hecho más que empeorar la situación ya de por si precaria. Según diversas fuentes todo apunta que saldrá a bolsa en los próximos meses.

El Sindicato Libre de Transporte Aéreo (SLTA), creado recientemente, quiere transmitir el sentir de que hay que aprender de los accidentes y no volver a cometer errores del pasado precipitados por los recortes actuales, instando a los gobiernos regionales a que hagan cumplir sus condiciones con las empresas adjudicatarias, exigiendo unos niveles mínimos de seguridad que proporciona la figura del copiloto, haciendo de éste un requisito mínimo imprescindible para salvaguardar la seguridad aérea y sus operaciones de transporte sanitario con pacientes.