dreamair

AENA acusa de irresponsables y mentirosos a los controladores de Baleares por cuestionar la seguridad aérea

En los últimos días han aparecido en distintos medios de comunicación de Baleares declaraciones realizadas por la Unión Sindical de Controladores (USCA) en las que se pone en duda la seguridad del tráfico aéreo en las islas. Aena lamenta esta grave irresponsabilidad por parte del sindicato de controladores que no duda en realizar afirmaciones falsas que siembran inquietud en los ciudadanos y perjudican gravemente la imagen de Baleares como destino turístico, con el único fin de preservar sus intereses particulares.

En un momento de recuperación del tráfico aéreo, con buenas perspectivas para la temporada de verano, acusaciones infundadas poniendo en duda la seguridad de nuestros aeropuertos, pueden causar serios perjuicios económicos a la sociedad balear, en general, y al sector turístico, en particular. La seguridad del tráfico aéreo en España está fuera de toda duda. Para Aena es el primer objetivo y todas las decisiones operativas o de organización del trabajo se toman salvaguardando siempre la seguridad.

 

El hecho de que el Gobierno haya tenido que actuar para regular la prestación de los servicios de tránsito aéreo, y corregir las graves ineficiencias que se venían arrastrando desde hace muchos años, en modo alguno supone una merma en la seguridad, todo lo contrario, sienta las bases para garantizar la prestación del servicio de un modo continuado y eficiente, garantizando el derecho de los ciudadanos a la libre circulación y a viajar sin sobresaltos.

 

El Real Decreto Ley del 5 de febrero y la posterior Ley 9/2010, que regula los servicios de tránsito aéreo, recibieron el apoyo mayoritario del Parlamento y han sido refrendadas por la Audiencia Nacional que rechazo la petición de USCA de presentar un recurso de inconstitucionalidad, a la vez que legitimaba las acciones emprendidas por el Gobierno para solucionar una situación –las condiciones de trabajo de los controladores- claramente lesivas para el interés general.

 

Jornada laboral

Es rotundamente falso que se hayan incrementado las horas de trabajo de los controladores desde la entrada en vigor de la Ley. En abril de 2009, la jornada media realizada por los controladores en Baleares se situó en 165 horas mensuales. En abril de 2010, los controladores del Centro de Control de Palma han trabajado una media de 146 horas; en la torre de Palma, 112 horas; en Ibiza, 107 y en Menorca, 95.

 

La realización de menos horas de jornada laboral en 2010 respecto a 2009 indica que, gracias a la nueva Ley, Aena ha podido planificar sus recursos humanos de manera más eficiente, ajustándolos a la demanda de tráfico aéreo. Lo que ha venido a corregir la Ley es la insostenible situación que venía produciéndose, según la cual los controladores cobraban una tercera parte de su jornada como horas extras, llegando a la cifra de 323.000 euros de media por controlador en 2009. Con las modificaciones introducidas, el salario medio de los controladores se situará en 200.000 euros al año, 8 veces más que el salario medio de los trabajadores españoles.