Francia volará a final de año un A320neo propulsado al 100% con combustible de aviación sostenible

Airbus

Airbus, Safran, Dassault Aviation, ONERA (Oficina Nacional de Estudios e Investigaciones Aeronáuticos) y el Ministerio de Transporte de Francia están estudiando la viabilidad de realizar a finales de este año un vuelo de prueba para analizar la compatibilidad del combustible de aviación sostenible (CAS) sin mezclar con otro tipo de carburante con el motor de un avión comercial, así como con motores de helicópteros.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Este vuelo se realizará con el apoyo del Plan de recuperación de la aviación del gobierno francés, gestionado por Jean Baptiste Djebbari, ministro de Transporte de Francia. Conocido como VOLCAN (VOL por Vuelo con Carburants Alternativos Nuevos), este proyecto es la primera vez que las emisiones en vuelo se medirán utilizando 100% de CAS en un avión de pasillo único.

Airbus es responsable de caracterizar y analizar el impacto de las emisiones en tierra y en vuelo utilizando un avión de prueba A320neo propulsado por un motor CFM LEAP-1A. Safran se centrará en los estudios de compatibilidad relacionados con el sistema de combustible y la adaptación del motor para aviones comerciales y helicópteros y su optimización para varios tipos de combustibles 100% CAS.

Por su parte ONERA apoyará a Airbus y Safran en el análisis de la compatibilidad del combustible con los sistemas de la aeronave y se encargará de preparar, analizar e interpretar los resultados de las pruebas para el impacto del CAS en las emisiones y la formación de estelas de condensación. Además, Dassault Aviation contribuirá a los estudios de compatibilidad de materiales y equipos y verificará la susceptibilidad de biocontaminación del CAS.

Los distintos combustibles de acvición sostenibleutilizados para el proyecto VOLCAN serán proporcionados por TotalEnergies.

Además, este estudio apoyará los esfuerzos que se están llevando a cabo actualmente en Airbus y Safran para garantizar que el sector de la aviación esté listo para el despliegue y uso a gran escala del CAS como parte de una iniciativa más amplia para descarbonizar la industria. También, contribuirá al objetivo final de lograr la certificación 100% CAS en aviones comerciales de pasillo único y la nueva generación de jets ejecutivos.