Dassault anuncia el Falcon 10X, que será el mayor jet de ultra larga distancia

Falcon 10X / Dassault Aviation

Dassault Aviation anunció ayer que construirá el jet de negocios más grande, el Falcon 10X, que tendrá una autonomía de vuelo de  un avión Falcon totalmente nuevo que brindará un nivel de comodidad, versatilidad y tecnología incomparables con cualquier avión comercial diseñado específicamente.

Si tienes TELEGRAM puedes recibir al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El avión tendrá una autonomía de vuelo de 7.500 millas náuticas (13.890 km) llevando a ocho pasajeros y cuatro tripulantes. Con ese alcance podrá volar sin escalas de Nueva York a Shangai, de Los Ángeles a Sidney o de Hong Kong a Nueva York y de París a Santiago de Chile. La velocidad máxima será Mach 0,925 y podrá estar en el aire hasta 15 horas.

Con estas credenciales, Eric Trappier, presidente de Dassault Aviation, dijo que «presentamos un nuevo punto de referencia en la aviación comercial. El Falcon 10X ofrecerá una experiencia de pasajero inigualable en vuelos de corta y larga duración, junto con innovadoras características de seguridad, propias de la tecnología de combate de primera línea. Hemos optimizado todos los aspectos de la aeronave pensando en el pasajero y hemos establecido un nuevo nivel de capacidad para aeronaves de ultra largo alcance». El fabricante prevé que el avión iniciará su vida comercial a finales de 2025.

Extraordinaria modularidad de cabina 

El 10X tendrá la cabina más grande y cómoda del mercado y ofrecerá una mayor modularidad que cualquier otro avión de su clase, con una selección de múltiples configuraciones interiores. El 10X es lo suficientemente grande como para acomodar cuatro zonas de cabina de igual longitud, pero los propietarios pueden configurar su cabina para crear un interior personalizado.

Incluye, por ejemplo, un área de comedor / conferencias ampliada, un área de entretenimiento con un monitor de pantalla grande, una zona privada, camarote con una cama tamaño o una suite principal ampliada con ducha.

«El 10X será más que un gran paso adelante en la aviación comercial. Será absolutamente el mejor jet de negocios disponible en la categoría de ultra largo alcance, y lo seguirá siendo durante mucho tiempo», dijo Trappier.

El 10X tendrá una sección transversal de cabina más grande que algunos aviones regionales. Su cabina tendrá 2,03 metros de altura y 2,77 metros de ancho. Eso lo hará casi 20 centímetros más ancho y 5 cm más alto que el rival de la competencia.

El birreactor tendrá una longitud de 33,4 metros mientras que la envergadura será de 33,6 metros. El peso máximo al despegue se ha fijado en 52.163 kg.

La presurización también será la mejor del mercado, ya que los pasajeros experimentarán una altitud de presión de cabina de 3.000 pies cuando vuele a 41.000 pies. El techo máximo se ha fijado en 51.000 pies. Un sistema de filtración de próxima generación proporcionará aire 100% puro. El avión será al menos tan silencioso como el Falcon 8X, actualmente el jet de negocios más silencioso en servicio.

Nuevas estructuras, nuevos materiales

El 10X contará con un fuselaje completamente nuevo con ventanas extragrandes, casi un 50% más grandes que las del Falcon 8X. En total, 38 ventanas se alinearán en el fuselaje para crear la cabina más luminosa de la aviación ejecutiva.

El ala de alta velocidad será de fibra de carbono para una resistencia máxima, con un peso reducido y una resistencia mínima. Diseñado para la velocidad y la eficiencia, el ala con una relación de aspecto muy alta estará equipada con dispositivos avanzados y retráctiles de levantamiento alto que ofrecen una maniobrabilidad superior a velocidades de aproximación bajas.

El avión bimotor estará propulsado por el motor más avanzado y eficiente de la aviación comercial, el Rolls Royce Pearl 10X que está en desarrollo. El 10X es la versión más reciente, más grande y más poderosa de la serie Pearl, que ofrece más de 18.000 libras de empuje.

Tecnología militar

La cabina de vuelo del Falcon 10X establecerá un nuevo estándar en diseño intuitivo, con pantallas táctiles en toda la cabina. Un sistema de control de vuelo digital de próxima generación, derivado directamente de la última tecnología militar de Dassault, proporcionará un nivel sin precedentes de precisión y protección de vuelo, incluido un nuevo y revolucionario modo de recuperación con un solo botón.

Un acelerador inteligente servirá como control de potencia principal, conectando ambos motores al sistema de control de vuelo digital, que gestionará automáticamente la potencia de cada motor según sea necesario en diferentes escenarios de vuelo.

Gracias al revolucionario sistema de visión combinado FalconEye de Dassault, el primero en ofrecer capacidades de visión mejorada y sintética, combinado con dos HUD capaces de servir como pantallas de vuelo principales, el 10X será capaz de operar en condiciones de visibilidad / techo prácticamente nulas.