Gobierno, patronal y sindicatos aprueban un Plan de Choque para el sector aeronáutico nacional

Representantes de los ministerios de Industria, Trabajo y Defensa, la SEPI, CC.OO., UGT y la Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), acordaron el jueves 4 de febrero dar luz verde a un Plan de Choque para el sector aeronáutico nacional a fin de mantener las capacidades productivas y el empleo en este sector estratégico para el tejido industrial español.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El Plan es el resultado de un intenso trabajo de colaboración entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos para proteger a un sector estratégico que se ha visto afectado por la crisis generada por la pandemia. La capacidad que posee la industria española en el diseño, fabricación y certificación de aviones completos y el empleo cualificado son dos activos que muy pocos países poseen y que deben ser preservados.

El Plan define seis ejes de actuación:

1.- Puesta en marcha de un plan de modernización de las plantas de producción a través de proyectos tractores, del programa de apoyo a la inversión industrial productiva, préstamos participativos y mecanismos de apoyo financiero de ENISA, y nuevas líneas de apoyo a las pymes.

2.- Creación de un Fondo de apoyo a la cadena de suministro para su desarrollo y consolidación desde los Tier-2 a las empresas más pequeñas.

3.- Un marco presupuestario estable para el sector aeronáutico. Los proyectos tractores podrán tener un presupuesto plurianual y el compromiso de financiación por parte del Ministerio de Industria será también plurianual.

4.- Inversión en I+D+i, donde intervendrán tanto el Ministerio de Industria como el de Ciencia e Innovación a través del CDTI, que ya está trabajando en el diseño de un nuevo Plan Tecnológico Aeronáutico. El Ministerio de Industria cuenta con diversos programas de I+D+i ligados a la innovación y a la digitalización de las empresas como las líneas de ayudas a proyectos de I+D+i en el ámbito de la industria conectada 4.0 (ACTIVA_Financiación) y a planes de innovación y sostenibilidad en el ámbito de la Industria Manufacturera.

5.- Formación y cualificación. Gran parte de la fuerza laboral del sector aeronáutico se ha visto afectada por medidas coyunturales y de restructuración en el ámbito del empleo, por lo que es vital reforzar la formación en habilidades y conocimientos demandados por el sector, con objeto mejorar la empleabilidad de las personas trabajadoras y contar con una fuerza de trabajo preparada frente a los retos futuros en el sector. En consecuencia, en colaboración con TEDAE, sindicatos y los Ministerios de Trabajo y Economía Social y Educación y Formación Profesional, se propone trabajar en la actualización de los currículos formativos en sus distintas modalidades para adáptalos a las demandas de la industria, una vez estas se hayan identificado.

6.- Compromiso por el empleo. Las autoridades públicas responsables de la aplicación de este Plan, tendrán especialmente en cuenta, la responsabilidad en materia de empleo de las empresas beneficiarias y su compromiso para impulsar la capacidad de la industria aeronáutica, la calidad el empleo y unas relaciones laborales normalizadas.

CCOO en su comunicado sobre este asunto indica:

«Desde Comisiones Obreras de Industria hemos manifestado desde que comenzó la crisis, que esta era coyuntural y que con la superación de la emergencia sanitaria y la activación del tráfico aéreo los niveles de actividad volverían a los niveles del año 2019».

«Desgraciadamente, como hemos podido comprobar en los distintos procesos de regulación de empleo, algunas empresas han utilizado estos con fines poco claros, (mejoras en los balances, eliminación de salarios altos, reorganizaciones de las plantillas, etc.) que poco tienen que ver una disminución coyuntural de la carga de trabajo}.

«Debido a esto y a instancia de CC.OO. de Industria se ha incluido en el texto final el punto 6 de compromiso con el empleo, que permitirá monitorizar el reparto de ayudas estatales en función de los objetivos acordados».

«Los trabajos de la mesa sectorial continuarán con el desarrollo en detalle de los acuerdos alcanzados».