Boeing paralizará de forma temporal en enero la producción del 737 MAX

Un Boeing 737 en la factoría de Boeing en Renton

Boeing paralizará de forma temporal el próximo mes de enero la producción del cuestionado Boeing 737 MAX y «priorizará la entrega» de los aproximadamente 450 aviones que tiene almacenados, cuando el avión recupere el certificado de tipo.

Por ahora, la compañía no ha anunciado que vaya a proceder a despedidos, aunque sí ha indicado que un número no precisado continuarán con el trabajo relacionado con el 737, o serán asignados temporalmente a otros equipos en [la factoría] Puget Sound, según explica en un comunicado de prensa.

Cuando la pasada primavera se suspendió el vuelo comercial de toda la flota de aviones 737 MAX tras dos accidentes en un periodo de cinco meses, los altos directivos de Boeing anunciaron que preveían que el avión volvería a volar a finales de este año. Sin embargo, la Autoridad Federal de Aviación (FAA) ha contradicho los planes del fabricante y ahora se anuncia que como muy pronto el avión recuperará el certificado de tipo en febrero de 2020. 

Al comprobar Boeing que el problema del 737 MAX no tendría una solución en un corto espacio de tiempo, procedió el pasado mes de abril a reducir la producción de aviones, pues pasó de ensamblar 52 al mes a 42. 

También puede leer: Trump ordena la paralización de todos los Boeing 737 MAX 8 y MAX 9 en EEUU

En el comunicado Boeing afirma que la paralización temporal de la producción «es la decisión menos perjudicial para mantener el sistema de producción a largo plazo y la salud de la cadena de suministro. Esta decisión está impulsada por una serie de factores, incluida la extensión de la certificación hasta 2020, la incertidumbre sobre el momento y las condiciones de regreso al servicio y las aprobaciones de capacitación global, y la importancia de garantizar que podamos priorizar la entrega de aeronaves almacenadas. Continuaremos evaluando nuestro progreso hacia el regreso al servicio y haremos determinaciones sobre la reanudación de la producción y, en consecuencia, las entregas».

La familia del Boeing 737 MAX ha recibido cerca de 5.000 pedidos de las aerolíneas. Por ahora ha entregado unos 387 aviones, que desde el pasado mes de marzo no pueden volar. Según diversas publicaciones, las ñerdidas de la compañía por la crisis del 737 MAX ascienden ya a unos 8.000 millones de euros, ya que el MX es el avión más vendido de Boeing, que es la empresa número uno en volumen de exportación de Estados Unidos.

Noticia relacionada: Boeing suspenderá la producción del 737 MAX, implicado en dos accidentes