dreamair

ATR reagrupa sus actividades de mantenimiento en el aeropuerto de Toulouse-Francazal

ATR

ATR

ATR inauguró el pasado lunes su nueva sede dedicada al mantenimiento aeronáutico, en el aeropuerto de Toulouse-Francazal, situado al sur de Toulouse. Francazal fue una base aérea que se clausuró en 2010, aunque hoy día registra actividad relacionada con la aviación general. Al acto asistieron las autoridades locales y regionales, directivos de ATR y representantes de organismos aeronáuticos.

El Organismo para la Seguridad de la Aviación Civil (OSAC) aprobó la petición de ATR y entregó el certificado que permite al fabricante iniciar las actividades en Francazal.

ATR explica en un comunicado que ha decidido invertir en el aeropuerto de Toulouse-Francazal ya que dispone de instalaciones de calidad. En cumplimiento de sus obligaciones reglamentarias aeronáuticas, ofrecen excelentes condiciones de trabajo a sus empleados y clientes.

En esta nueva industria, ATR reagrupa la actividad de mantenimiento para atender el conjunto de sus clientes en todo el mundo. Se trata de las actividades englobadas en la normativa de EASA Parte 145: mantenimiento y reparación de aviones y la formación asociada. También será posible realizar la formación práctica («on-job training») de la Parte 147 por los técnicos enviados por las compañías aéreas.

ATR

ATR

Desde Francazal, por tanto, saldrán los técnicos cualificados de ATR que realizarán en sus lugares de origen los trabajos más importantes en contacto con las oficinas de estudios. También se realizarán los trabajos relacionados con los dos prototipos, ATR 42-600 y ATR 72-600, se prepararán para futuras pruebas relacionadas con nuevos desarrollos.

ATR ha realizado trabajos de rehabilitación de las instalaciones industriales en un tiempo récord. El hangar, que podrá acoger dos aviones, necesitaba una reforma completa y una adaptación a las actividades que se van a efectuar.

Además, se ha preservado la arquitectura industrial histórica del hangar, que se construyó en 1934, y ha comenzado a construir un nuevo hangar de casi 1.200 m2 que puede acoger a unas 80 personas.