dreamair

El motor LEAP-1A de CFM obtiene a la vez la certificación de EASA y la FAA

CFM International

CFM International

El nuevo motor LEAP-1A de CFM International obtuvo ayer los “certificados de tipo” emitidos simultáneamente por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y la Administración Federal Estadounidense de Aviación Civil (IDAC), allanando el camino para la entrada en servicio comercial en 2016.

CFM es, pues, el único fabricante del motor para obtener la doble certificación de ambas agencias sin seguir el procedimiento habitual de obtención de un primer tipo de certificación a través de una agencia, que luego es validado por la segunda. Este éxito refleja la estructura dual CFM en términos de diseño y fabricación, que está teniendo un gran éxito durante más de 40 años.

El LEAP-1A voló por primera vez en el Airbus A320neo 19 de mayo de 2015. A partir de septiembre, un segundo aparato participó en el programa de prueba. Hasta la fecha, los dos aviones han efectuado 360 horas de pruebas de vuelo en 140 vuelos.

El esfuerzo de desarrollo y certificación del LEAP es el más completo y el más grande de la historia de CFM, empresa formada a medias por Safran y General Electric. En total, 34 motores han sido probados hasta la fecha acumulado más de 6.500 horas y 13.450 ciclos. Pruebas clave incluyen en el proceso de certificación han sido la pérdida álabes, la ingestión de aves de tamaño medio y grande, la ingestión de varios pájaros, de placas de hielo, granizo, además de someterlo a condiciones climáticas adversas, de resistencia límite (velocidad máxima del ventilador, la velocidad máxima del cuerpo de alta presión y la temperatura máxima de salida del gas) y las pertinentes mediciones acústicas.

Otro datos destacado es que se efectuaron 700 horas de pruebas de vuelo en un Boeing 747 banco de pruebas modificado.

El LEAP-1A, que equipa el Airbus A319neo, A320neo y A321neo, incorpora las tecnologías más avanzadas del sector, incluyendo cuchillas y una carcasa de ventilador fabricada con materiales compuestos y tecnología 3D. También incorpora de un sistema de escape especial de los desechos e incluye materiales compuestos de matriz cerámica en la turbina de alta presión, y la nueva aleación de aluminio de titanio (Ti-Al) de las palas de la turbina de baja presión.

El motor proporcionará a los operadores una reducción de dos dígitos en el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en comparación con los mejores motores CFM actualmente en servicio, y una reducción drástica de las emisiones de escape de óxido de nitrógeno.