dreamair

Astrium construirá los satélites de observación óptica de próxima generación para la inteligencia militar francesa

La Direction Générale de l’Armement (DGA) de Francia ha confiado al organismo estatal CNES la adjudicación de un contrato a Astrium relativo a dos satélites del Componente Espacial Óptico (CSO) destinado a suceder a los actuales satélites militares de observación HELIOS 2. El monto del contrato es de 795 millones de euros. Está previsto que el primer satélite sea puesto en órbita en diciembre de 2016. El contrato incluye la posibilidad de encargar opcionalmente la fabricación de un tercer satélite.

 

Como contratista principal del programa de los satélites CSO, Astrium suministrará la plataforma ágil y la aviónica e integrará, ensayará y suministrará al CNES los satélites. Thales Alenia Space proporcionará a Astrium el instrumento óptico de muy elevada resolución.

 

Cien veces más potente y un 30% menos caro

Gracias a las nuevas tecnologías Astrium suministrará satélites 100 veces más potentes que los de la presente generación, al mismo tiempo que reduce los costes. Durante la última década, Astrium ha conseguido un ahorro de costes del 30% –echando mano de las más avanzadas tecnologías y a la experiencia adquirida en la construcción de toda la flota de satélites de observación producida por Astrium. Hasta la fecha Astrium lleva un acumulado de 35 satélites en órbita baja y 350 años de vida útil en órbita.

 

La agilidad y estabilidad extremas del ingenio permitirán garantizar a los usuarios la disponibilidad rápida de imágenes de muy alta calidad incluso en asignaciones de tiempo de adquisición de gran complejidad.

 

El uso por parte de Astrium de actuadores giroscópicos, giróscopos de fibra óptica, electrónica embarcada y software de control de última generación durante la fase de fabricación permite a la empresa optimizar masas e inercias y mejorar enormemente la capacidad de orientación rápida. Por otra parte, a bordo del satélite habrá un receptor de radionavegación Galileo desarrollado por Astrium y los más avanzados sensores de estrellas de Sodern.