dreamair

BAE Systems y EADS ponen fin a las negociaciones para fusionarse

Tras el anuncio hecho el 12 de septiembre de 2012 por parte de BAE Systems y EADS en relación a una posible combinación de sus negocios a través de una nueva compañía con una estructura de doble cotización bursátil (Dual Listed Company), BAE Systems y EADS comunican que han decidido poner fin a sus conversaciones.

BAE Systems y EADS creen que la fusión estaba basada en una lógica industrial sólida y que ofrecía la oportunidad de crear un Grupo conformado por dos sólidas y exitosas empresas que habría sido más grande que la mera suma de sus partes. La fusión habría generado un Grupo que habría sido un gran motor de competitividad y crecimiento, que habría proporcionado ventajas tangibles a todas las partes interesadas.

Las conversaciones con los gobiernos respectivos no llegaron a un punto que permitiese a ambas empresas divulgar por completo las ventajas y el argumento comercial para dicha fusión. No obstante, BAE Systems y EADS están convencidos de que este habría sido un argumento de peso para sus accionistas. BAE Systems y EADS habían acordado entre sí las condiciones principales de la fusión, cuya aprobación estaba sujeta a la decisión de sus respectivos Consejos de Administración. Estos términos acordados incluían:

– Las condiciones comerciales de la fusión.

– La estructura legal de la fusión.

– Acuerdos relativos a la gobernanza que permitirían al Grupo combinado operar normalmente desde el punto de vista comercial.

– Un Consejo de Administración y una gestión con estructuras unificadas.

– La estrategia para el Grupo combinado.

– La política de dividendos a corto plazo.

– La reducción de costes y el aumento de ingresos debido a la combinación de negocios y al plan de implementación asociado.

Desde el inicio de las deliberaciones entre las partes interesadas, BAE Systems y EADS dejaron claro que solo darían luz verde a la combinación de sus negocios si la estructura final de la transacción lograba alinear los intereses de los accionistas de todas las partes, y si contaban con un apoyo pleno de estos. BAE Systems y EADS trabajaron constructivamente para conseguir tal estructura.

Sin perjuicio del gran compromiso profesional y la postura constructiva mantenidos con los respectivos gobiernos en las últimas semanas, se ha podido establecer que los intereses de todas las partes interesadas gubernamentales no han podido conciliarse entre sí adecuadamente. Por esta razón, BAE Systems y EADS han decidido que lo mejor para ambas empresas es dar por terminadas las conversaciones.

Ian King, consejero delegado de BAE Systems, declaró hoy: «Estamos decepcionados de no haber sido capaces de llegar a un acuerdo satisfactorio con las distintas partes interesadas gubernamentales. Creemos que la fusión suponía una extraordinaria oportunidad para BAE Systems y EADS para combinar dos empresas de primera categoría y actividades complementarias, y así conformar un Grupo líder mundial del sector aeroespacial, de defensa y seguridad».

Por su parte, Tom Enders, consejero delegado de EADS, dijo que «es una pena que no hayamos tenido éxito, pero estoy satisfecho de que lo hayamos intentado. Estoy seguro de que habrá otros retos que abordaremos conjuntamente en el futuro. EADS continuará por la senda del crecimiento internacional, y nuestros accionistas pueden seguir confiando en un crecimiento rentable, así como en una excelente liquidez y ejecución de programas, todo ello basado en una sólida cartera de pedidos».