dreamair

Boeing redujo sus beneficios un 15% el primer trimestre del año por retrasos en las entregas de aviones

Boeing registró unos beneficios netos en el primer trimestre del año de 519 millones de dólares, cuando hace un año ganó 610 millones. La reducción del beneficio es del 15% y la ganancia por acción se situó en los 0,70 dólares. La facturación ascendió a los 15.216 millones de dólares.

La división de Aviación Comercial de Boeing facturó 7.500 millones de dólares en el primer trimestre. La cifra estuvo marcada por la entrega de algunas unidades menos de 747 de las previstas y dificultades experimentadas con el suministrador de asientos, que resultaron en una disminución del volumen de entregas del 11%.

El margen operativo llegó hasta el 9,1% gracias a un buen rendimiento operativo, que fue parcialmente ensombrecido por el menor volumen de entregas. Con relación al mismo periodo del año anterior, el margen se redujo 4 puntos, fundamentalmente por la provisión llevada a cabo en programa 747 como consecuencia de la reducción en el ritmo de producción de los aviones de doble pasillo y una escalada de precios desfavorable.

 

Boeing establece su proyección de ingresos para 2010 entre 64.000 y 66.000 millones de dólares, lo que recoge reducciones en el ritmo de producción del 777.

El fabricante prevé entregar este año entre 460 y 465 aviones, con menores entregas de aviones de doble pasillo. Esto supone producción a capacidad máxima. Estas cifras incluyen las primeras entregas de 787 y 747-8, que se iniciarán en el último trimestre del año.

 

Pedidos y cancelaciones

Boeing registró 100 pedidos brutos durante el trimestre y 17 cancelaciones. Esto contrasta con las cifras del mismo periodo del año anterior, cuando las cancelaciones superaron los 28 nuevos pedidos. La cartera de pedidos continua fuerte, con 3.350 aviones valorados en 250.000 millones de dólares, más de siete veces la facturación prevista para el 2010.

 

El programa 787 continuó su plan de pruebas durante el trimestre, y dos nuevos aviones se sumaron al programa en marcha. El Dreamliner completó pruebas clave como el test de oscilaciones, pérdida y la prueba de efecto suelo. El 28 de Marzo, el equipo de pruebas estáticas completó con éxito la prueba de carga máxima, en una cabina totalmente presurizada. La primera entrega está prevista para el cuarto trimestre del 2010 y al final de trimestre el total de pedidos acumulados del 787 se elevaba a 866 aviones de 57 clientes.

 

Por su parte, el programa del 747-8 completó la prueba de aeronavegabilidad y terminó el trimestre con tres aviones en el programa de pruebas. La primera entrega está también programada para el cuatro trimestre del 2010.

Edición: JFG / Foto: Boeing