dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Boeing finaliza la prueba de carga del ala del 787 Dreamliner

Boeing ha completado con éxito la prueba de carga máxima del ala con flexión positiva del 787 Dreamliner en la unidad de pruebas estáticas. Durante los ensayos, se aplicaron cargas a la estructura para reproducir fuerzas un 150% más extremas que las que el avión pueda ser sometido en servicio. Para ello, se flexionaron las alas hacia arriba unos 7,6 metros.



Los resultados iniciales de la prueba de carga máxima son positivos. Se requiere un análisis y estudio más completo antes de poder determinar el éxito definitivo de la prueba. «El programa de pruebas ha sido el más exhaustivo llevado a cabo en un reactor comercial de Boeing,» aseveró Scott Fancher, Vicepresidente y Director General del programa 787, Boeing Commercial Airplanes. «El programa de pruebas estáticas ha precisado una cantidad inestimable de horas de duro trabajo por parte del equipo de Boeing y nuestros socios. Todos los que han participado en este esfuerzo a lo largo de los últimos años deben estar muy orgullosos de su contribución a la seguridad del 787 Dreamliner.

«Esperamos conocer el informe del equipo técnico con detalles de los resultados de las pruebas,» explicó Fancher. Serán necesarias varias semanas para valorar todos los datos. Durante cada segundo de una prueba que supera las dos horas, se recogieron datos en miles de puntos para valorar el rendimiento del ala. Los puntos de datos clave se monitorizan en tiempo real durante la prueba, para evaluarlos después en conjunto durante las próximas semanas.

Descripción general del 787 Dreamliner
El 787 Dreamliner es el nuevo birreactor diseñado para cumplir con los requisitos de las aerolíneas de todo el mundo, al ofrecer vuelos directos entre ciudades de tamaño medio con nuevos niveles de eficacia. El avión brindará mejores niveles de comodidad a los pasajeros con ventanas mayores, compartimentos de maletas más grandes y avances en el entorno de la cabina, incluyendo una altitud de cabina inferior, más humedad y un aire más limpio. Se prevé la entrega del primer 787 durante el cuarto trimestre de 2010.