EAS Barcelona

El telescopio James Webb sale al espacio para desvelar los secretos del universo

El telescopio espacial James Webb despegó hoy en el cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo de la Guayana Francesa a las 13:20 (horario de Europa Central), en una apasionante misión para desvelar los secretos del universo.

Tras el lanzamiento y separación del cohete, el centro de operaciones de la misión Webb con sede en Baltimore (Estados Unidos) ha confirmado que Webb ha desplegado sus paneles solares y se encuentra en buen estado, demostrando así el éxito del lanzamiento.

Durante el próximo mes, Webb, una colaboración internacional entre la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA, por sus siglas en inglés), viajará hacia su destino, el segundo punto de Lagrange (L2), en el que estudiará el universo en el infrarrojo.

«El lanzamiento de Webb celebra, de manera espectacular, la colaboración internacional que ha hecho posible esta misión de vanguardia. Quiero agradecer a todas aquellas personas que han trabajado en el diseño, construcción y lanzamiento de este ambicioso telescopio por hacer posible que llegara este día. Estamos más cerca de obtener la nueva visión del universo de Webb, y de los impresionantes descubrimientos científicos que traerá consigo», declaró Josef Aschbacher, director general de la ESA.

Con TELEGRAM recibirás en tu móvil al instante nuestras noticias. Clica aquí y síguenos: t.me/aerotendencias

«El telescopio espacial James Webb representa la ambición de la NASA y de nuestros socios para impulsarnos hacia el futuro», declara el administrador de la NASA, Bill Nelson. «El potencial de Webb no radica en lo que sabemos que descubriremos, sino más bien en lo que aún no entendemos o no podemos comprender sobre nuestro universo. ¡Estoy impaciente por ver todo lo que desvela!»

ESA

«CSA se enorgullece de haber facilitado instrumentos críticos a esta colaboración internacional a gran escala como parte de un esfuerzo global para impulsar el próximo gran avance científico. Los astrónomos canadienses están deseando utilizar los datos de Webb, y poder beneficiarse de las enormes oportunidades científicas que ofrece este observatorio único», declara Lisa Campbell, presidenta de CSA.

El viaje de Webb al espacio

El observatorio Webb se ha tenido que plegar con cuidado en el carenado del Ariane 5, especialmente adaptado para el lanzamiento, y que se desprendió aproximadamente tres minutos después del despegue. Posteriormente, Ariane 5 inició una maniobra especial de balanceo para proteger al Webb de la radiación solar. Una vez transcurridos 27 minutos, el telescopio se separó de la etapa superior, que a su vez se alejó del mismo.

«Me siento muy contento y orgulloso de que la versatilidad y fiabilidad del Ariane 5 hayan permitido el lanzamiento de una misión tan innovadora. Este es un homenaje a la destreza y dedicación de todos los equipos involucrados», declara Daniel Neuenschwander, director de Transporte Espacial de la ESA.

La red ESTRACK de estaciones terrestres de la ESA ha desempeñado un papel decisivo en el seguimiento del Ariane 5 y Webb después del despegue hasta su separación.

Ahora que se encuentra en el espacio y de camino a L2, Webb se someterá a una compleja secuencia de despliegue.. Durante los meses posteriores, se activarán los instrumentos y se probarán sus capacidades. Después de medio año en el espacio, Webb iniciará sus observaciones científicas rutinarias.

Descubrimientos futuros

Webb se adentrará en nuestros orígenes: desde las primeras galaxias del universo y el nacimiento de estrellas y planetas, hasta exoplanetas con potencial de vida y nuestro propio sistema solar.

«La idea del Webb nació del sueño de los astrónomos de observar el nacimiento de las primeras galaxias en los albores del universo. Sin embargo, el telescopio llegará mucho más lejos de lo que hubiera podido esperarse», declara Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA.

ESA

La ESA ha contribuido a dos de los cuatro instrumentos científicos a bordo del Webb: NIRSpec y MIRI. «El desarrollo de estos complejos instrumentos ha dependido de la excelencia de la industria europea y de la comunidad científica», añade Günther.

«Ahora esperamos con gran interés recibir las increíbles imágenes y espectros de Webb. La comunidad astronómica europea se encuentra expectante por conocer los resultados del 33 % del tiempo de observación disponible que obtuvo con respecto al número total de propuestas seleccionadas durante el primer año de Webb», declara Antonella Nota, científica del proyecto Webb de la ESA.

Mientras dure la misión de Webb, 15 astrónomos de la ESA trabajarán en las operaciones del telescopio

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest