dreamair

Blanco y Tajani firman un acuerdo para que Madrid acoja el Centro de Servicios del sistema Galileo

José Blanco y Antonio Tajani

El ministro de Fomento, José Blanco, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, firmaron ayer un Memorando de Entendimiento para la ubicación en Madrid del Centro de Servicios Galileo. La localización en España de este Centro, que se ubicará en Torrejón de Ardoz, es un gran éxito para el sector espacial español y llega tras las intensas gestiones realizadas en los últimos meses por el ministro de Fomento, José Blanco, y el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas. 

El Centro, un elemento clave de la infraestructura Galileo, dará empleo a entre 35 y 50 personas altamente especializadas, a los que habrá que sumar los empleos generados en su construcción y otros puestos auxiliares.

José Blanco ha expresado que la firma de este memorando implica «grandes beneficios para nuestro país» y «se enmarca en la estrategia y compromiso del Gobierno español con la I+D+i, como apuesta decidida para la búsqueda y promoción de nuevas fuentes de crecimiento y empleo acordes a la realidad de España como país tecnológicamente avanzado».

Antonio Tajani, por su parte, ha declarado: «Galileo contribuye al desarrollo de los conocimientos técnicos de Europa sobre el espacio y al desarrollo de los sectores de receptores y de aplicaciones, garantizando rentabilidad económica y creación de empleo. El nuevo centro será la interfaz con las nuevas aplicaciones industriales que necesitamos urgentemente para estimular la capacidad innovadora de Europa, impulsar la competitividad de la industria europea y garantizar puestos de trabajo en el sector industrial de la UE»

España aportará financiación para el estudio previo necesario, así como para la construcción del edificio, cuyo coste se estima inicialmente en 4 millones de euros. Este es el procedimiento habitual en la U.E. para los países que albergan infraestructura Galileo de primer nivel.

El coste de la inversión en equipamiento, ingeniería, etc., que realizará la Comisión Europea para montar el Centro se estima en alrededor de 30 millones de euros, según los estudios preliminares.

Beneficios directos e indirectos

El Centro será una fuente de beneficios directos e indirectos, ya que por un lado supondrá un canal para la participación de España en el programa Galileo y, por otro, incrementará la notoriedad y afluencia de visitantes en su entorno. Entre las funciones que desarrollará este Centro se pueden destacar la de interfaz entre el sistema Galileo y las comunidades de usuarios de los servicios abiertos (el de mayor número de usuarios), el comercial, que es el único susceptible de explotación privada y el de salvaguarda de la vida humana que atenderá las necesidades específicas de, entre otras, la comunidad aeronáutica y la naval.

También centralizará las funciones de consultoría y ‘expertise’ para dar apoyo a los desarrolladores de servicios y aplicaciones de navegación por satélite. Asimismo, ofrecerá servicios de certificación y sellos de calidad de los productos finales desarrollados.

Galileo es el sistema europeo de navegación por satélite equivalente al americano GPS, aunque a diferencia de éste se trata de un sistema civil bajo el control civil de la UE. El complejo proceso de negociación que ha derivado en el acuerdo suscrito hoy, tuvo su origen en las Conclusiones de un Consejo de Ministros de Transporte de la UE de 2007.