dreamair

Sentinel-2B: Astrium se adjudica un nuevo contrato por valor de 105 millones de euros

El líder espacial europeo Astrium se ha anotado otro éxito en el área de construcción de satélites de Observación de la Tierra. La Agencia Europea del Espacio (ESA) le ha encargado la construcción del satélite óptico Sentinel-2B, la próxima unidad de vuelo de la serie Sentinel. Ambas partes firmaron hoy el contrato industrial, que asciende a 105 millones de euros. Esta última muestra de confianza en la empresa, que sucede al contrato de Sentinel-2A firmado en la primavera de 2008, eleva a aproximadamente 323 millones de euros los ingresos totales generados en Astrium por el programa Sentinel-2.


«Los satélites Sentinel-2 son un importante elemento de GMES y proporcionarán a Europa la capacidad de monitorizar cambios medioambientales en la zona a lo largo de un extenso período de tiempo», afirmó Volker Liebig, director de Observación de la Tierra en ESA. «GMES es un programa único en el mundo. Las misiones Sentinel-B proporcionarán el nivel de cobertura geográfica que exigen los usuarios y simultáneamente garantizan la disponibilidad de datos a largo plazo».

Evert Dudok, CEO de Astrium Satellites, añadió: «Astrium es un líder innovador en el desarrollo de satélites de observación de la Tierra, y como fue el caso de Envisat, Metop y TerraSAR-X, Sentinel-2 supone otro hito más en la larga historia de éxitos de la compañía. Proporcionamos a la ESA y al programa GMES soluciones de alta tecnología para una exhaustiva recogida de datos – datos que a continuación se utilizan para planificación regional, gestión agrícola y forestal, control de catástrofes y operaciones de ayuda humanitaria. Y Sentinel-2 será capaz asimismo de examinar desastres naturales como inundaciones, erupciones volcánicas o corrimientos de tierras».

En el seno del programa Sentinel-2, Astrium está a cargo del diseño general del sistema, del instrumento multiespectral (MSI) y de la plataforma del satélite, así como de su integración y comprobación. La compañía también va a suministrar sensores de control de actitud de alta precisión y un sistema de almacenamiento de datos de vanguardia. Además es responsable de la estructura mecánica del satélite y del sistema de propulsión, y asimismo fabricará el equipo de protección térmica y el cableado. El programa Sentinel-2 involucra los centros de Astrium en Alemania, (diseño de sistema, integración y pruebas), Francia (instrumento) y España (estructura del satélite).

 

Operativos durante 7,25 años
Cada uno de los satélites Sentinel-2 ha sido diseñado de forma que pueda permanecer en órbita un mínimo de 7,25 años observando las masas terrestres de nuestro planeta. Los recursos del satélite se han diseñado específicamente para garantizar que su misión pueda extenderse otros cinco años más si así fuera necesario. Su masa es de alrededor de 1.100 kilogramos y serán lanzados a una órbita polar heliosíncrona a 786 kilómetros de altitud en 2013 y 2015 respectivamente. Su instrumento multiespectral (MSI) de 13 canales genera imágenes ópticas en las bandas visible e infrarroja de onda corta, con una resolución de hasta 10 metros y una amplitud de barrido de 290 kilómetros.

Una vez esté plenamente operativa, la pareja de satélites Sentinel-2 cubrirá todas las superficies terrestres del planeta en ciclos de cinco días, reenviando datos e imágenes durante un período de al menos 15 años.

 

Acerca de GMES

GMES (Monitorización Global para Medio Ambiente y Seguridad) es una iniciativa impulsada por la UE y ESA es la responsable de desarrollar y llevar a la práctica el componente espacial. El programa está dirigido a hacer un seguimiento continuo de la Tierra utilizando sensores tanto terrenos como con base en el espacio para dar apoyo a decisiones de políticas de amplio espectro acerca de medio ambiente, economía, transporte y seguridad.

Su objetivo es integrar todas las diversas actividades geocientíficas y de observación de la Tierra que en este momento se llevan a cabo en Europa. En primer término, haciendo un uso lo más eficaz posible de los sistemas terrenos y satélite existentes y de los datos que aportan, y en segundo lugar, mediante la implantación de sistemas operativos sostenibles específicamente adaptados a esta gama de tareas. La serie de satélites Sentinel trabajará en combinación con una amplia gama de misiones satelitales nacionales de países europeos, y juntas formarán el componente espacial específico del programa GMES en Europa.