El ‘espíritu aviador’ se puso a prueba en la operación de evacuación del aeropuerto de Kabul

Han sido 15 los vuelos completados por los A400M del Ala 31 del Ejército del Aire en los 7 días que ha durado la operación NEO (Non-combatant Evacuation Operation) de rescate y evacuación de ciudadanos afganos desde el aeropuerto de Kabul.

14 de estos vuelos para realizar el itinerario Dubái-Kabul-Dubái, y uno el trayecto Madrid-Dubái-Madrid, que fue el primero en aterrizar la madrugada del pasado día 20 en la Base Aérea de Torrejón.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Siguiendo las directrices del jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el Ejército del Aire desplegó 3 A400M a la base aérea de Al-Minhad, en Dubái, desde donde se han realizado los trayectos de alrededor de 3:30 horas de duración de ida y regreso hacia Kabul. Nuestros aviones aprovecharon al máximo sus capacidades de transporte para evacuar al mayor número de colaboradores afganos en el menor tiempo posible.

Una vez en Dubái, los evacuados eran transferidos a un avión civil contratado por el Mando de Operaciones para ser trasladados a la Base Aérea de Torrejón. En todo este operativo, las Fuerzas Armadas españolas han evacuado a un total de 1900 cooperantes afganos y familiares, tanto de España como de otros países como Estados Unidos o Portugal, así como de la Unión Europea, de la ONU, de la OTAN, además de al personal de la embajada española en Kabul.

Ejército del Aire

Han sido 171 militares los que han integrado el contingente necesario para llevar a cabo esta operación NEO, de los cuales 142 pertenecientes al Ejército del Aire. El escalón más avanzado lo ha constituido el destacamento desplegado permanentemente en el aeropuerto de Kabul, responsable de la seguridad y coordinación de la aeroevacuación, compuesto por 37 miembros del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), y apoyado por un equipo de operaciones especiales del Ejército de Tierra formado por 14 militares, 2 componentes del Mando de Operaciones (MOPS) y 2 del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS).

En la base intermedia de Dubái se ubicó el grueso del operativo con 80 personas, conformado por las tripulaciones y el personal de mantenimiento del Ala 31 (36 personas), junto con personal del EADA (23 personas), de la Dirección de Sanidad del Ejército del Aire (6 personas) y de la Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER) (4 personas) -preparados para llevar a cabo aeroevacuaciones de ciudadanos heridos o enfermos, a bordo de uno de los A400M medicalizados-, así como los equipos de Cooperación Civil Militar (CIMIC) del Ejército de Tierra (11 personas).

Todos los medios aéreos que han tomado parte de la operación han sido dirigidos por el Centro de Mando del Componente Aéreo (JFAC), integrado por 36 personas del Mando Aéreo de Combate (MACOM) y activado expresamente para esta operación, bajo dependencia operativa del Mando de Operaciones.

No podemos olvidarnos, por último, del personal de las agrupaciones de las bases de Torrejón y Zaragoza, Mando Aéreo General (MAGEN) y Unidad de Sanidad de la Agrupación del Cuartel General del Ejército del Aire), que han prestado apoyo a la operación desde sus unidades en territorio nacional.

Trabajo en equipo en perfecta coordinación, clara muestra del ‘espíritu aviador’ de todos los hombres y mujeres que formamos esta familia que es el Ejército del Aire, al servicio de las Fuerzas Armadas, de España y de los españoles.

Texto: Ejército del Aire