dreamair

Dos bombarderos Tupolev Tu-160 de Rusia fueron escoltados desde el Norte de Noruega hasta Bilbao

Les interceptaron sucesivamente cazas de Noruega, Reino Unido, Francia y España

Los dos Tupolev Tu160, fotografiados el 22 de setiembre / Ministerio de Defensa de Francia

Los dos Tupolev Tu-160, fotografiados el 22 de setiembre / Ministerio de Defensa de Francia

El pasado 22 de septiembre las fuerzas aéreas de Noruega, Reino Unido, Francia y España llevaron a cabo una misión de policía del cielo consistente en la protección de sus respectivos espacios aéreos a fin de interceptar y escoltar dos bombarderos rusos Tupolev Tu-160 ‘Blackjack’.

Según ha informado el Ministerio de Defensa de Francia, a las 9:13 horas Noruega detectó los dos aviones rusos al norte del país y acto seguido ordenó que los interceptasen dos F-16. Los Tu160, acompañados por los F-16 continuaron el vuelo hasta el norte de Escocia. Allí dos Eurofighter Typhoon británicos tomaron el relevo.

Los bombarderos rodearon Irlanda por su costa oeste y después se dirigieron hacia la Bretaña francesa. A las 13:57 horas, dos Rafale que estaban de guardia en a base aérea de Tours despegaron e interceptaron a los Tupolev cuando se encontraban a unos 100 km. de la costa de Bretaña.

Posteriormente, sobre las 14:33 horas otros dos Rafale de la base aérea de Mont-de-Marsan tomaron el relevo en la misión de escolta. Entonces, los dos aviones rusos giraron hacia el oeste  cuando estaban frente a Bilbao y bordearon la costa del norte de España siendo escoltados por dos F-18  españoles. Después se alejaron de la costa y ascendieron hacia el oeste de Irlanda, siguiendo la dirección inversa. Previsiblemente sobrevolaron el Atlántico alejados de las costas europeas, pues el comunicado no menciona que los bombarderos fuesen de nuevo escoltados.

Uno de los Tu160 / Ministerio de Defensa de Francia

Uno de los Tu-160 / Ministerio de Defensa de Francia

Según indica el Ministerio de Defensa francés, las «interceptaciones y escoltas» fueron llevadas a cabo en estrecha colaboración entre los centros de operaciones de la OTAN del norte y del sur y el Centro Nacional de Operaciones Aéreas (CNOA) francés, situado en Lyon-Mont Verdun.

De los cuatro Rafale que movilizó Francia, tres fueron reabastecidos de combustible en vuelo entre Clermont-Ferrand (situada en el centro de Francia) y Brest, en la costa atlántica.

Con anterioridad a este operativo, se han producido otras interceptaciones de cazas rusos, en el espacio aéreo del Atlántico norte cercano a península de Escandinavia y al norte del Reino Unido, además del Mar Báltico.

Según informa el diario El País, el penúltimo episodio se produjo el pasado mes de febrero y con anterioridad ocurrió alguno más en 2015. Estas apariciones de cazas rusos cerca del espacio de la OTAN se consideran que son una protesta de Rusia y demostración de fuerza a raíz de la postura de los países europeos en el conflicto bélico que mantienen Rusia y Ucrania y de la anexión en 2014 de la península de Crimea por parte de Rusia. La aparición de bombarderos rusos poniendo en alerta a fuerzas de la OTAN de cuatro países durante seis horas supone una escalada en este tipo de operaciones.

Vigilancia permanente

En el comunicado del Ministerio de Defensa de Francia, se explica que la «postura permanente de seguridad» aérea es una de las misiones prioritarias de las fuerzas aéreas francesas, que destina 414 personas a esta labor. Unas 211 personas trabajan en los centros de control y bases aéreas, que están de forma permanente en alerta.

A diario sobrevuelan Francia unas 11.000 aeronaves y, en los momentos de mayor tráfico aéreo, pueden haber hasta 1.400 aeronaves desplazándose sobre Francia de forma simultánea. «Cada uno de estos aparatos debe ser identificado y categorizado. Gracias a una red de 90 radares civiles y militares, lo tres centros de detección y control repartidos por el territorio francés detectan las aeronaves en sus zonas de responsabilidad y las clasifican.

Noticia relacionada: «Dos bombarderos rusos, interceptados cuando sobrevolaban Bilbao» en www.elcorreo.com