El piloto acrobático Dario Costa atraviesa un túnel en vuelo a 245 km/h en Estambul

Ayer sábado a primera hora de la mañana el piloto italiano acrobático Dario Costa de Italia escribió un nuevo capítulo en la historia de la aviación al atravesar en vuelo un túnel de una autopista en las afueras de Estambul.

Costa partió desde un túnel estrecho y tras realizar una carrera de despegue se elevó y voló a muy baja altura. En ese momento el avión, un Zviko Edge 540, volaba a 245 km/h. Tras salir a una zona de la autopista al aire libre, volvió a entrar en otro túnel y voló aproximadamente a una altura de un metro del suelo. 

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Costa, de 41 años, ganó la máxima categoría del Campeonato Italiano de Acrobacia Aérea y se convirtió en el primer piloto italiano en unirse y ganar una carrera en la Red Bull Air Race Challenger Class. Con más de dos décadas de experiencia en vuelo y numerosas hazañas de aviación en su haber, ha volado más de 60 modelos de aviones y acumula más de 5.000 horas de vuelo.

Para Costa atravesar el túnel ha sido un reto muy exigente, que ha requerido la participación de un equipo de 40 personas. y más de un año de preparación.

 En todo momento, el proyecto se mantuvo en secreto para limitar las variables y distracciones, lo que permitió un enfoque completo para un vuelo exitoso que no era más que una simple idea en papel hace 12 meses.

Ubicados en las afueras de Estambul en la autopista Northern Marmara y puestos en servicio inicialmente en marzo de 2020, los dos túneles de Çatalca son de última generación; pero fueron diseñados para el tráfico de automóviles, no para el vuelo de un avión.

A los mandos de su avión de carreras Zivko Edge 540 especialmente modificado, Costa despegó dentro del primer túnel. El espacio libre en el tunel era bastante limitado e implicaba que tenía que mantener la aeronave en una trayectoria de vuelo promedio entre 70 cm y 1 m por encima del asfalto, al tiempo que manejaba una distancia estrecha de aproximadamente 3,5 metros entre cada punta de ala y las implacables paredes del túnel. 

Desde el despegue hasta la salida del segundo túnel, el vuelo duró 43,44 segundos, cubrió una distancia de 2.260 metros y alcanzó una velocidad máxima de 245 km / h.

Los cambios en el flujo de aire, combinados con la dirección altamente sensible de la aeronave, requirieron tiempos de reacción del piloto de menos de 250 milisegundos y movimientos finos de la mano de apenas milímetros durante todo el vuelo.

Uno de los momentos más críticos se produjo en la brecha de 360 ​​m entre túneles, que expuso el avión de carreras a vientos cruzados mientras Costa se preparaba para introducirlo en la abertura baja y estrecha del segundo túnel.

El vuelo establece un nuevo récord mundial Guinness: el túnel más largo atravesado por un avión (1.610 metros). Otros cuatro registros notables fueron: primer vuelo de avión a través de un túnel; vuelo más largo bajo un obstáculo sólido (1.610 m); primer vuelo de avión a través de dos túneles y primer despegue de avión de un túnel.