dreamair

Cástor Fantoba finalizó séptimo en el Campeonato del Mundo de Vuelo Acrobático

Cástor Fantoba

El piloto acrobático español Cástor Fantoba finalizó su participación en el Campeonato del Mundo de Vuelo Acrobático, disputado del 11 al 17 de septiembre en Malelane, República de Sudáfrica, en la séptima posición de la clasificación general entre 36 pilotos de 12 naciones. Fantoba, que fue el único español en competición, se llevó como premio de consolación la medalla de bronce en el categoría Freestyle. El oro en Freestyle fue para el estadounidense Rob Holland con un MX2 y la plata para Olivier Masurel.

El piloto navarro estuvo luchando durante buena parte de la competición por las medallas, pero en la cuarta y última ronda de vuelos cometió un fallo que le relegó a la séptima posición, que obviamente sabe a poco para los aficionados y el propio piloto, que se había preparado a conciencia y que era uno de los favoritos para estar en el podio.

El campeonato se lo adjudicó el piloto ruso Mikhail Mamitsov con un Extra 330SC. Mamistov, con este triunfo, se coloca con el mejor palmarés de la historia del vuelo acrobático: 3 veces campeón del mundo y 4 veces campeón de Europa.

La medalla de plata fue para el francés Francois Rallet con un Extra 330SC. La tercera posición también fue para un francés, Olivier Masurel (Extra 330SC). La cuarta posición la ocupó el francés Alexandre Orlowski; la sexta su compatriota Loiuis Vanel y otro francés, Alexandre Leboulanger, finalizó octavo. Con cinco pilotos entre los 10 primeros, Francia fue la vencedora indiscutible del Campeonato por Equipos.

En esta competición, la destreza de los pilotos se ha medido en dos especialidades que se han disputado de manera separada. La primera, conocida como Clásica, ha tenido la precisión como objetivo principal. Con el formato en el que se ha disputado esta competición, los pilotos han tenido que ejecutar tres programas desconocidos que han sido entregados por el Jurado Internacional con 12 horas de antelación y que no se han podido entrenar, han hecho que esta edición haya resultado especialmente dura. La segunda, el Freestyle, que se ha volado con música, humo, y donde se han valorado la innovación técnica, espectacularidad y precisión.

Cástor Fantoba

Cástor Fantoba comentó: «Ha sido un Campeonato del Mundo muy exigente con condiciones muy adversas. Aunque me hubiese gustado conseguir un mejor resultado, la valoración ahora mismo es de satisfacción. Empecé muy bien el mundial consiguiendo una medalla de bronce en el primer programa volado. En el ecuador del Mundial el ritmo de competición se trastocó un poco debido a que las condiciones no eran las idóneas para volar. Pero me vino bien, en el tercer vuelo lo hice muy bien y mejoré posiciones en la clasificación, estaba con la plata casi asegurada, y con el oro al alcance. Pero en el cuarto programa cometí un error en una de las figuras más caras, lo que me dejó sin posibilidades de remontar en la general. La valoración de mi participación es muy positiva y en muchos programas he estado por delante de los favoritos y luchando hasta el final con ellos».

El piloto navarro voló un Sukhoi 31, un nuevo avión monoplaza de altas prestaciones construido con materiales de gran resistencia y peso reducido, diseñado por el Sukhoi Design Bureau de Moscú. El Sukhoi 31 es una versión más ligera y más desarrollada que el Sukhoi 26, avión utilizado en los anteriores campeonatos. El motor que equipa a estas aeronaves es el Vedeneyev M14PF de 400 CV, radial de nueve cilindros refrigerado por aire, con un historial en aviación deportiva que lo avala como la planta motriz más robusta y fiable del circuito acrobático mundial. Tanto el fuselaje como la hélice y el motor están estudiados para resistir aceleraciones de hasta 25 G (25 veces la aceleración de la gravedad), tanto positivos como negativos.