dreamair

LA FABRICACIÓN DE AVIONES PARA LA AVIACIÓN GENERAL DESCIENDE UN 46,8% EN LOS NUEVE PRIMEROS MESES DEL AÑO

 

La fabricación de aeronaves para la aviación general descendió en los nueve primeros meses del año un 46,8% en relación al mismo periodo de 2008. Si entonces se entregaron 2.982 aparatos, a finales de septiembre han sido 1.587 unidades, según informó la General Aviation Manufacturers Association (GAMA), entidad que grupa a la mayoría de empresas que fabrican aviones y componentes par el sector de la aviación general. La facturación en los tres trimestres contabilizados ascendió a 13.800 millones de dólares, un 23,5% menos que en 2008.

 

 

Las entregas de motores de pistón en los nueve primeros del año han sido 679, cuando en 2008 fueron 1.646. El descenso es brutal, de un 58,7%. El segmento de los turbohélices soportó mejor la crisis, pues se han producido 293 aviones por 348 en 2008 (-15,8%). En cambio, los jets también experimentaron un fuerte descenso: 615 en el periodo analizado de este año por 988 en 2008 (-37,8%).

En los nueve primeros del año Cessna ha entregado 512 aviones de toda su gama, Bombardier 140, Cirrus 189, Dassault 51, Diamond Aircraft 124, Embraer, 56, Gulfstream Aerospace 74, Hawker Beechcraft 173, Liberty Aerospace 11, Maule 7, Mooney 14, Piaggio Aero 17, Pilatus 64, Piper 69, Quest Aircraft 16 y Daher-Socata 23, entre otros fabricantes.

 

«Las cifras de facturación son el resultado de la difícil coyuntura y reflejan el impacto de la debilidad de la economía», dijo Pete Bunce, presidente de GAMA, quien añadió que «sin embargo, otro factor que contribuido a esta cifra decepcionante son los numerosos ataques negativos injustificados a la aviación de negocios». Bunce aludía a la mala imagen que la crisis financiera y económica ha reportado a los altos directivos de las multinacionales y grandes empresas, que ganan sueldos astronómicos y se desplazan en lujosos y caros aviones.

 

Además, recientemente ha empezado a desatarse otra campaña en contra de la aviación general de Estados Unidos, en especial por parte del diario USA Today. En concreto, ahora se cuestionan los numerosos aeropuertos regionales y locales. Estas instalaciones reciben subvenciones federales que proceden de una tasa que va incluida en los billetes de avión.

Según informaba el pasado 4-11-09 Gil Roy en su blog, www.aerobuzz.fr, el periodista de USA Today afirmó en un artículo publicado el pasado 1-11-09 que si en 1999 los fondos destinados a los pequeños aeropuertos sólo fueron un millón de dólares, en 2007 ascendieron a 470 millones. Según el diario, a causa de la crisis y la competencia entre los pequeños aeropuertos, éstos han dejado de cobrar tasas de aterrizaje.

 

Texto y Edición: José Fernández

Foto: Judit Cobos