Vueling realiza su primer vuelo con combustible sostenible suministrado por Repsol

Vueling

Vueling realizó ayer su primer vuelo con combustible de origen sostenible en la ruta entre Barcelona y Sevilla, de la mano de Repsol. El combustibles sostenibles para aviación (SAF, por sus siglas en inglés) se elaboró en el Complejo Industrial de Tarragona a partir de biomasa.

Este lote se suma al generado en la refinería de Repsol en Puertollano y al producido a partir de residuos en la de Petronor, instalación que pertenece al Grupo Repsol y se sitúa en Bilbao.

Este vuelo con baja huella de carbono Barcelona – Sevilla, despegó a las 9:10 horas desde el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, logró reducir las emisiones a la atmósfera en 2,5 toneladas de CO2, gracias a la eficiencia que aporta el Airbus A320neo de nueva generación, al uso del biocombustible y a los procedimientos de eficiencia implementados. Vueling cuenta desde 2019 con la tercera flota más joven de Europa con su nuevo A320neo.

El avión ha despegado desde el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat con dirección al Tourism Innovation Summit (TIS) que comenzó ayer en Sevilla y en el que, durante tres días, se analizará la sostenibilidad y la innovación en el sector turístico. 

Vueling lleva desde 2012 incorporando diferentes iniciativas que ayuden en todo lo posible a la reducción de las emisiones. La aeronave, que ha cubierto los 820 kilómetros que separan Barcelona de Sevilla, ha conseguido evitar cerca de 63 Kg de CO2 gracias a las iniciativas de reducción de peso.

Por ejemplo, Vueling ha sustituido todos los asientos de su flota por un nuevo modelo más ligero, los Slim Seats, y ha digitalizado toda la documentación de sus aviones, eliminando 75 kg de papel por vuelo. Adicionalmente, los pilotos llevan a cabo una serie de medidas de eficiencia operativa como la configuración óptima de flaps (alerones cuya función es la de aumentar la sustentación del avión a bajas velocidades), el uso de un nivel de vuelo y velocidad óptimos, así como otras iniciativas que han permitido que en el vuelo de hoy las emisiones de CO2 liberadas a la atmósfera se hayan reducido en 81 Kg.

Además, Aena, en línea con su papel de impulsor y facilitador del sector en materia de descarbonización del transporte aéreo, apoya esta iniciativa y trabaja en proyectos de colaboración para promover la producción de combustible sostenible con el objetivo de fomentar su uso por parte de las aerolíneas.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest