Interrumpido el tráfico aéreo en el Aeropuerto de Palma por un rocambolesco episodio de migración ilegal

Twitter

El aeropuerto de Palma de Mallorca ha reanudado esta medianoche los aterrizajes y despegues tras suspender las operaciones durante casi tres horas y media después de que se dieran a la fuga a través de las pistas una veintena de viajeros de un vuelo aterrizado de urgencia por una supuesta emergencia médica.

Según ha informado Aena, la suspensión temporal de operaciones aéreas ha ocasionado el desvío de 13 vuelos que debían llegar a la capital balear a Barcelona (5), Ibiza (4), Menorca (2), Madrid (1) y Valencia (1). Además, ha sufrido retrasos otra cuarentena de vuelos nacionales e internacionales tanto de llegada como de salida, ha indicado la empresa pública gestora de los aeropuertos españoles.

Con TELEGRAM recibirás en tu móvil al instante nuestras noticias. Clica aquí y síguenos: t.me/aerotendencias

Un vuelo procedente de Air Arabia de Marruecos con destino a Turquía realizó el viernes a últimas horas de la tarde un aterrizaje imprevisto en el aeropuerto de Son Sant Joan tras avisar que un pasajero diabético se encontraba indispuesto y necesitaba atención médica urgente.

En esa escala, una veintena de pasajeros del avión abandonaron el aparato cuando se procedía a evacuar al presunto enfermo en una ambulancia y emprendieron la huida por el campo de vuelo del aeropuerto, lo que obligó a sus responsables a detener todas las operaciones en cumplimiento de los protocolos de seguridad.

Horas más tarde, la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a seis personas y buscan a otras 15. Uno de los detenidos es precisamente el viajero que supuestamente simuló un coma diabético. Otras cinco personas han sido detenidas en el término municipal de Marratxí, limítrofe con el recinto del aeropuerto, y han sido puestas a disposición de la Policía Nacional.

Según ha informado la Policía, el aterrizaje urgente se produjo en torno a las 19 horas y el pasajero trasladado hasta el hospital fue dado de alta en cuanto se le sometió a examen médico en el hospital de Son Llátzer y se comprobó que su salud era buena. En la ambulancia le acompañó un pasajero que viajaba con él y que se dio a la fuga al llegar el centro sanitario.

Durante varias horas la Guardia Civil, con una veintena de vehículos, buscó por las pistas del aeropuerto para descartar la presencia de pasajeros huidos del avión marroquí y garantizar que no se ponía en riesgo la seguridad, mientras que la policía también rastreó el perímetro de las instalaciones.

Asimismo, ambos cuerpos de seguridad establecieron dispositivos de búsqueda en el entorno del aeródromo para localizar a los viajeros escapados en un episodio que los investigadores consideran una entrada migratoria irregular.

Texto: RTVE

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest