Las aerolíneas podrían quebrar en dos meses por la crisis del coronavirus