Varias aerolíneas evitan el sobrevuelo de Irán e Irak

Archivo

Varias aerolíneas, entre las que figuran las europeas Lufthansa, Air France y KLM, suspendieron ayer los sobrevuelos de los espacios aéreos de Irán e Irak, horas después de que Irán atacara con misiles bases aéreas utilizadas por tropas de Estados Unidos en Irak.

Irán lanzó 22 misiles balísticos durante la noche contra dos bases militares iraquíes usadas por tropas extranjeras, sobre todo estadounidenses. Fue la respuesta de Teherán a la muerte del general iraní Qasem Soleimani, en un ataque estadounidense en Irak, la pasada semana.

Riesgo de falsa identificación

Por su parte, las autoridades estadounidenses de seguridad de vuelo han prohibido el tráfico de vuelos comerciales en parte de Oriente Medio debido a que ha aumentado el riesgo de que se identifiquen mal algunos objetos voladores.

La Administración Federal de Aviación (FAA) prohibió este martes que las aerolíneas comerciales de EE. UU. operen sobre el espacio aéreo de Irak e Irán, y sobre los golfos Pérsico y de Omán.

En Medio Oriente, Emirates y la compañía de bajo costo flydubai cancelaron sus vuelos con destino a Bagdad, pero ésta última mantendrá sus vuelos a Basora y Nayaf, en el sur de Irak.

Aerolíneas de la región toman precauciones     

Varias compañías de la región ya habían suspendido sus vuelos a Irak después del asesinato del general Soleimani, entre ellas Bahrein Airways o Kuwait Airways.

EgyptAir suspendió el martes sus vuelos a Bagdad, por tres días.

Varias compañías asiáticas imitaron la decisión: Singapore Airlines desvío sus vuelos que normalmente sobrevuelan Irán, y Malaysia Airlines hizo lo propio para sus vuelos entre Londres, Yedá y Medina para evitar también sobrevolar el espacio aéreo iraní.

Vietnam Airlines anunció que sus vuelos hacia y desde Europa evitarán «potenciales zonas de inestabilidad» en Oriente Medio, aunque las rutas habituales de estos vuelos no pasan por el espacio aéreo iraní o iraquí.

La compañía australiana Qantas decidió que sus aviones que conectan Perth a Londres sobrevolarán Asia en lugar de Oriente Medio, por lo que registrarán retrasos de unos 40 minutos.