dreamair

Air Tanzania se convierte en el primer operador africano del A220

Airbus

Air Tanzania se ha convertido en el primer operador africano que recibe el Airbus A220, la incorporación más reciente a la familia de aviones comerciales de Airbus. Air Tanzania (The Wings of Kilimanjaro) se ha convertido simultáneamente en el último miembro en sumarse a la familia de operadores de aviones Airbus.

Representantes de la aerolínea y funcionarios de gobierno de la República Unida de Tanzania celebraron junto a ejecutivos del programa A220 la entrega del avión en la cadena de montaje del A220 de Mirabel, en Canadá.

El A220 permitirá a Air Tanzania seguir desarrollando su mercado interno y regional, además de abrir nuevas rutas a la India y Oriente Medio desde su base de Dar es Salaam.

«Estamos convencidos de que la incorporación del A220 a nuestra flota nos permitirá ampliar nuestra huella en los crecientes mercados africanos y más allá con la apertura de nuevas rutas y la recuperación de nuestra posición como actor clave en el mercado de transporte aéreo africano», ha añadido Ladislaus Matindi, Managing Director y CEO de Air Tanzania Company Limited.

Air Tanzania se convierte en la quinta compañía aérea del mundo con un avión de la familia A220.

El A220 es el único avión construido expresamente para el mercado de 100-150 plazas, con una eficiencia inigualable en consumo y el confort de una cabina ancha en un aparato de pasillo único. El A220 combina una aerodinámica de vanguardia, materiales avanzados y motores turbofan engranados Pratt & Whitney PW1500G de última generación para ofrecer un consumo de combustible por plaza inferior en un 20 por ciento como mínimo al de aviones de generaciones anteriores. Con una autonomía de hasta 3.200 nm (5.020 km), el A220 ofrece el rendimiento de aviones de pasillo único más grandes.

Con una cartera de pedidos de más de 400 aviones hasta la fecha, el A220 reúne todo lo necesario para acaparar la mayor parte del mercado de aviones de 100 a 150 plazas, que se estima representará como mínimo 7.000 unidades a lo largo de los próximos 20 años.